Durante la tarde de este martes, Apple dio a conocer sus resultados financieros correspondientes al segundo trimestre fiscal de 2019, los cuales reflejan una caída a doble dígito de su beneficio neto.

De esta manera, entre enero y marzo de esta año, la compañía registró un beneficio neto de 11 mil 561 millones de dólares, cifra que si se compara con los 13 mil 822 millones registrados durante el mismo periodo del año anterior, se traduce en una caída de 16 por ciento.

No obstante, el trimestre se punta como el el tercer mejor segundo trimestre en la historia de la compañía cuando la lectura se da desde los ingresos generados, mismos que para el periodo en cuestiono alcanzaron los 58 mil 002 millones de dólares.

Una gran apuesta puede ser correcta

El trimestre se caracteriza por una recuperación interesante en el mercado chino, luego de que se registrará una caída en la venta de dispositivos que mercero el rendimiento del iPhone según lo reportado el informe pasado.

Lo que realmente llama la atención es el desempeño en términos de ingresos por líneas de negocio. Esta lectura indica que la apuesta por el segmento de servicio puede ser una gran estrategia para el negocio de Apple ante la maduración de sus dispositivos así como la mayor competencia en el terreno de los smartphones.

Las cifras hablan por sí solas:

  • iPhone: 31.050 millones de dólares
  • iPad: 4.870 millones de dólares
  • Mac: 5.500 millones de dólares
  • Servicios: 11.450 millones de dólares
  • Wearables: 5.100 millones de dólares

Las acciones suben

Si bien el iPhone vendió menos de lo que los analistas esperaban al reducir un 17 por ciento sus ventas, lo cierto es que su negocio en la rama de servicios alcanzó una cifra récord de 11 mil 450 millones de dólares, es decir, un crecimiento del 16 por ciento.

Con esto en mente, Apple está en el camino de reducir la dependencia que su negocio tiene de las ventas del iPhone: el movimiento de este dispositivo en el mercado representa el 53 por ciento de las ventas totales de compañía, número inferior al 61 por ciento registrado durante el año pasado.

Desde hace algunos meses, la marca ha estado apostando por unaestrategia en la claramente sus servicios serían los que se verían beneficiados, con la intención de convertirlos en el salvavidas para su negocio ante la tendencia de crecimiento que este segmento de su negocio ha presentado. 

El movimiento parece ser el correcto y su reporte financiero así lo demuestra. De hecho, la Bolsa ya lo reconoce luego de que las las acciones del grupo que dirige Tim Cook subieran cerca de un 5 por ciento en el cierre prolongado de Wall Street.