Donald Trump predice un colapso de Wall Street (si le hacen un juicio político)

Donald Trump amenaza: “Si me hacen un juicio político, los mercados se hundirán”. Lo dijo en una entrevista este jueves con Fox.

Donald Trump
Foto: White House

El presidente de los Estados Unidos se defiende de las acusaciones en el terreno que mejor conoce: el mercado de valores. Lo hizo ante la amenaza de que se le inicie un proceso de juicio político luego de que su exabogado, Michael Cohen, se declarase culpable de varios delitos y dijera que fue el propio Donald Trump quien le pidió que les pagara a dos mujeres para comprar sus silencios durante la campaña electoral.

Este jueves, Trump dijo que no ve una razón para que el Congreso lo impugne, pero sí advirtió que el mercado bursátil caería bruscamente si eso ocurriera. Expresó que los estadounidenses serían más pobres si a los legisladores se les ocurriera comenzar un proceso de impeachment.

“No sé cómo puedes acusar a alguien que ha hecho un gran trabajo”, dijo Trump en una amplia entrevista transmitida este jueves por Fox News. “Te diré algo, si alguna vez me hicieran un juicio político, creo que el mercado se estrellaría. Creo que todos serían mucho más pobres”, agregó respondiendo a la periodista que le preguntó sobre el potencial impeachment que podrían iniciarle.

Esta semana, Trump enfrentó quizás la peor semana de su presidencia cuando su abogado personal, Michael Cohen, lo implicó en un crimen casi al mismo tiempo que su ex presidente de campaña, Paul Manafort, fue declarado culpable de ocho cargos de fraude fiscal y bancario.

Durante la entrevista, Trump también lamentó la incapacidad del Procurador General Jeff Sessions de poder “controlar” el Departamento de Justicia y se jactó del buen estado de la economía de los Estados Unidos desde que es el presidente.

Trump insistió en la buena salud de la economía de su país, cuyo crecimiento en el segundo trimestre de 2018 fue de una tasa anualizada del 4,1%, algo que atribuyó a sus políticas de desregulación y recorte de impuestos.

“No se cómo se puede censurar a alguien que está haciendo un gran trabajo (…) Se verían números que (ustedes) no creerían, en retroceso (de abrirse el juicio político)”, explicó.

Respecto de los pagos de Cohen, Trump los reconoció, pero negó que procedieran de su campaña electoral, lo que constituiría una violación de las leyes financiación, y aclaró que usó plata de su bolsillo.

Este escándalo generó las últimas especulaciones sobre la posibilidad de que los demócratas le abran un juicio político a Trump si retoman la Cámara Baja tras las elecciones legislativas de noviembre.