Piden que Donald Trump testifique por el acuerdo con Stormy Daniels

El abogado Michael Avenatti busca que el mandatario y su abogado Michael Cohen declaren sobre el pago de 130 mil dólares hecho a Daniels.

Donald Trump
Foto: White House

El abogado de la actriz porno Stormy Daniels pidió este miércoles a un juez federal de Los Angeles que obligue a testificar al presidente Donald Trump sobre el acuerdo por 130 mil dólares para comprar el silencio de la mujer, por un supuesto romance con el mandatario.

En documentos presentados en la corte federal de Los Angeles, California, entre muchas cosas el presidente necesita que le pregunten qué tanto sabía sobre el acuerdo de no divulgación y si lo aprobó.

El abogado Michael Avenatti busca que el mandatario y su abogado Michael Cohen declaren sobre el pago de 130 mil dólares hecho a Daniels antes de la elección presidencial de noviembre de 2016, que ganó Trump.

Avenatti trató de poner en duda la afirmación de Cohen, de que utilizó su propio dinero para facilitar el pago a Daniels 11 días antes de las elecciones presidenciales de 2016. Avenatti también trata de deponer a Cohen, quien en octubre de 2016 creó la compañía ficticia que le pagó a Daniels los 130 mil dólares.

El abogado esbozó una serie de preguntas que quiere exponer al presidente, que van desde si “¿Trump reembolsó a Cohen?”,  o si “¿consintió en las obligaciones que le impuso el acuerdo de confidencialidad, como su promesa de no demandar a Daniels si guarda silencio?”

Asimismo, si Trump desconocía por completo las acciones de Cohen, naturalmente surge la pregunta de ¿cómo habría sido posible una ‘reunión de mentes’ entre partes, donde una de ellas ni siquiera sabe sobre la existencia del acuerdo?, cuestionó el abogado.

Daniels, quien demandó cancelar el acuerdo de confidencialidad, expresó que el hecho de que Trump no lo firmó, lo hace inválido.

También aseguró que es nulo porque su propósito subyacente era ilegal: eludir las leyes federales que limitan las donaciones de campaña y requieren la divulgación pública de su fuente y cantidad.

Daniels y el grupo de vigilancia ética Common Cause alegan que el pago de 130 mil dólares fue una donación ilegal de campaña para evitar que los votantes conocieran la relación extramarital de Trump con la actriz porno.

Trump no ha realizado ningún pronunciamiento público sobre Daniels, pero los representantes del presidente han negado su afirmación de que tuvo relaciones sexuales con ella en un complejo de Lake Tahoe en 2006, un año después de casarse con Melania Trump.

El 30 de abril se llevará a cabo una audiencia sobre este caso con el juez James Otero en la corte federal de distrito en Los Ángeles.

Como antecedente, la moción hace referencia al hecho de que el expresidente William Clinton acudió a declarar mientras estaba en el cargo en 1998 durante la demanda de acoso sexual presentada por Paula Jones.

Eso sucedió después que la Corte Suprema falló que un mandatario en funciones no es inmune a la litigación civil sobre algo que sucedió antes de asumir la presidencia del país y no estuviera relacionado con la oficina.

Un juez desestimó el caso de Jones, pero apelaron. La apelación seguía pendiente cuando Clinton aceptó pagar 850 mil dólares a Jones para cerrar el caso fuera de las cortes, pero el político demócrata nunca admitió haber actuado de manera incorrecta.