Diseño y comercialización de muebles, objeto del marketing

Imagen: Bigstock

El diseño, producción y comercialización de de muebles dejó de ser hace mucho tiempo un actividad limitada a la hechura de asientos, mesas y armarios que cubren las necesidades básicas de habitabilidad para convertirse en una verdadera disciplina que busca privilegiar la ergonomía y eficientar el aprovechamiento del espacio y el ahorro de recursos.

La investigación y la ciencia para encontrar soluciones que antes resultaban inimaginables, Herman Miller es una de esas marcas.

Carla Barbosa, directora de marketing para América Latina de Herman Miller opina que la generación de muebles “es una práctica que se viene realizando en nuestra marca desde hace muchísimos años y gracias a ello hemos podido desarrollar soluciones que inciden directamente en la salud y productividad de las personas”.

La marcas echan mano de expertos en diseño industrial que se especializan en movilidad y el funcionamiento del cuerpo humano para entender qué es lo que se necesita, por ejemplo, en los espacios de trabajo.

Así, la ingeniería y creatividad industrial descubrieron que es más importante hacer sentir a toda persona que su espacio de labor es acogedor, con características y funciones que se disfrutan y aprovechan en casa y se trasladan al lugar de trabajo.

Ello involucra a una adecuada selección de color, iluminación, formas, materiales y accesorios capaces de generar ambientes agradables y atmósferas en las que el estrés no tiene cabida.

Con respecto al color, hablamos de un aspecto fundamental, de su correcta selección dependen muchos ambientes y respuestas creativas por parte de quienes habitan un espacio.

También se involucra, en este tenor, el sentido de identidad local, por ejemplo donde los colores t las formas son importantes.

Por lo demás en esta espacio es posible encontrar módulos, cajoneras y muebles de trabajo que permiten el aprovechamiento del espacio de manera vertical y que optimizan aquellas porciones que por lo general se consideran espacio muerto para otras marcas.

La ergonomía es importante para muchas cosas, entre ellas la  productividad, las mesas de trabajo pueden ser altas y usar bancos de esa altura,   así no se tiene que estar obligados  permanecer sentado todo el tiempo… ahora es posible trabajar de pie o sentarse en un asiento alto; esto es más efectivo.

Estos ejemplos sirven para establecer que el diseño industrial y de interiores, al igual que cada disciplina creativa que involucra a lo visual, es capaz de potenciar sus alcances y ventajas gracias a la aplicación de la tecnología y la investigación.