¡Dile adiós al desorden y mejora tu marca personal!

Ser una persona ordenada posiciona favorablemente tu branding personal, además permite aumentar tu productividad en el ámbito laboral al reflejar resultados inmediatos.

negocio

Ser una persona ordenada posiciona favorablemente tu branding personal, además permite aumentar tu productividad en el ámbito laboral al reflejar resultados inmediatos.

Tu marca personal se refleja en todo lo que haces y muestras a los demás, por lo tanto, cuando eres una persona desordenada, tu imagen se ve afectada pues transmites un mensaje de que eres poco organizado, responsable y disciplinado.

Cabe mencionas que el desorden perjudica tu productividad considerablemente, pues de acuerdo con Lisa Zaslow, organizadora profesional de Nueva York, “una persona promedio pierde una hora al día a causa de la desorganización”, lo que genera mayor estrés y ansiedad.

Por otro lado, los expertos señalan que el cúmulo de cosas y el desorden están relacionados con distintos miedos, entre ellos “el miedo al cambio, el miedo a sentirse olvidado o dejado de lado, a la carencia y a ser poco considerado por los demás; simbolizan también una confusión interna, falta de foco en lo esencial, tendencia a la procrastinación (postergar las cosas) y a la imposibilidad de conducir las riendas de tu vida”, mencionó Daniel Colombo, master coach especializado en CEOs y alta gerencia.

Cuando tomas acción sobre el desorden te sientes liberado y con mayor energía. A continuación, te comparto estos consejos para lograr una mayor organización en tu vida:

Asigna un lugar para cada cosa: cuando cada objeto tiene un espacio designado es más sencillo que recuerdes dónde está cuando lo necesitas, así no pierdes tiempo buscándolo. Incluso, tus archivos de computadora puedes clasificarlos de tal manera que cada archivo tenga una carpeta asignada.

Prioriza: decide cuáles son los objetos que requieres en tu trabajo y mantenlos cerca de ti. Además, tus papeles y proyectos puedes clasificarlos de la manera en que propone Amy Trager, organizadora profesional de Chicago:

Importante y urgente

Urgente, pero no necesariamente importante

Importante pero no urgente

No urgente, y no importante

Busca la sencillez: entre menos cosas tengas más fácil será trabajar. Busca un sistema que funcione para ti donde lo simple sea lo que guíe tus decisiones de orden

Recuerda que el orden que muestras es un reflejo de ti, ¡no permitas que el desorden sea un factor que afecte tu marca personal!