Conquistar el entorno digital es una de las grande preocupaciones de las marcas. Adidas es una de las grandes firmas que desde principios de 2017 anunciaba recortes en sus presupuestos destinados para televisión con la intención de hacer crecer su negocio en línea.

En aquel momento, un reporte de Business Inside, indicaba que las intenciones de Adidas tenían que ver con impulsar su negocio de ventas online haciendo que los ingresos derivados de ese escenario pasaran de los mil millones de euros alcanzados en 2016 a 4 mil millones que espera conseguir en 2020.

Entrega a un clic

Si bien en los últimos meses se ha visto una fuerte apuesta para hacer crecer su presencia en e-commerce desde su propia tienda online, todo parece indicar que los planes de Adidas son aún más ambiciosos y ahora la marca de calzado alemana se ha asociado con Rappi para lograr que los consumidores consigan todo su stock casi de manera inmediata con un sólo clic desde su dispositivo móvil.

Esta asociación comenzó en Colombia hace algunos meses y desde finales de abril comenzó a operan en Chile mercado en el que participan 10 tiendas de la firma ubicadas en Santiago y una más en Viña del Mar.

En este acuerdo, también se suma el portafolio de Reebok, en donde los usuarios podrán recibir desde pelotas o calcetas hasta sudaderas y tenis por un costo de envío promedio de 2 mil pesos chilenos (3 dólares).

La apuesta por fast delivery

La asociación realizada por la alemana apuesta por un principio que dentro de las acciones de e-commerce ha demostrado ser clave para ganar la preferencia del shopper: la entrega inmediata de los productos.

En este sentido, un reciente estudio elaborado por MetaPack detalla el 66 por ciento de los shoppers define su preferencia a una tienda online con base en los atractivo de sus opciones de entrega, mientras que el 49 por ciento de los mismos pagaría más por obtener mejores soluciones de entrega en cuanto a rapidez y comodidad.

De hecho, los números indican que el 44 por ciento de los shoppers no finaliza una compra en línea a consecuencia de los largos tiempos de entrega del producto.

Lo anterior cobra un nuevo sentido si se considera la influencia que los dispositivos móviles tienen en el comercio en línea, los cuales implican una percepción entre los compradores de mayor agilidad en los procesos de compra que no deja de lado el tema de la entrega en tiempo y forma de los productos y servicios.