Fast delivery: la velocidad del nuevo e-commerce

En el futuro inmediato se espera que el comercio electrónico se consolide como uno de los sistemas de comercialización clave para el negocio de casi cualquier marca sin importar la categoría en la que se desarrolle.

Al respecto, datos de Statista indican que los ingresos generados por el e-commerce a nivel mundial crecerán de 901,344 millones de dólares registrados en 2014 a 1,328,863 millones de dólares durante 2017, lo que supondrá un gasto promedio por persona que se elevará de 686.65 dólares a 821.71 dólares.

[g1_quote author_name=”Thomas Sánchez De Pauw” author_image=”http://www.merca20.com/wp-content/uploads/2015/12/Thomas-Sanchez.jpg” author_description=”Director de Mercadotecnia de in-StoreMedia México” author_description_format=”%link%” align=”right” size=”s” style=”solid” template=”01″]

Estamos confiados en que este proceso seguirá avanzado, impulsado principalmente por las grandes marcas de retail que le ofrecen confianza y certeza a sus shoppers, con soluciones que permitan una interacción 24/7, algo que las personas exigen en prácticamente todo lo que hoy realizan”

[/g1_quote]

Aún cuando las cifras anteriores hablan de grandes índices de crecimiento en la materia, es cierto que en el camino por procurar el desarrollo de un ambiente idóneo para que este sector se conviertan en una realidad tangible para la optimización de los planes de negocio de las empresas, todavía hay muchos aspectos sobre los cuales trabajar, mismos que no sólo se relacionan con la optimización de las plataformas para ofrecer al shopper experiencias diferenciadas y traspasan las fronteras del mundo digital.

Thomas Sánchez De Pauw, director de Mercadotecnia de in-StoreMedia México, refiere que “en México la principal barrera para abordar el mundo de la compra on-line sigue siendo una resistencia generalizada, derivada principalmente por el temor a ser engañado o a proporcionar datos personales o financieros en páginas web. Sin embargo estamos confiados en que este proceso seguirá avanzado, impulsado principalmente por las grandes marcas de retail que le ofrecen confianza y certeza a sus shoppers, con soluciones que permitan una interacción 24/7, algo que las personas exigen en prácticamente todo lo que hoy realizan”.

Hablamos del seguimiento post-venta que las empresas deberán dar a cada una de las transacciones realizadas, en donde la rapidez en la entrega una de las aristas que mayor relevancia ganan.
Y es que este elemento es vital para lograr que los compradores otorguen su confianza al e-commerce, al tiempo que es un aspecto vital para retener la preferencia del cliente y evitar el riesgo de perder compradores cautivos.

[g1_message type=”info”]

El 30 por ciento de los compradores no finaliza una compra en línea porque la plataforma no garantizó una fecha de entrega concreta.

[/g1_message]

En este sentido, un reciente estudio elaborado por MetaPack detalla el 66 por ciento de los shoppers define su preferencia a una tienda online con base en los atractivo de sus opciones de entrega, mientras que el 49 por ciento de los mismos pagaría más por obtener mejores soluciones de entrega en cuanto a rapidez y comodidad.

De hecho, los números indican que el 44 por ciento de los shoppers no finaliza una compra en línea a consecuencia de los largos tiempos de entrega del producto.

Lo anterior cobra un nuevo sentido si se considera la influencia que los dispositivos móviles tienen en el comercio en línea, los cuales implican una percepción entre los compradores de mayor agilidad en los procesos de compra que no deja de lado el tema de la entrega en tiempo y forma de los productos y servicios.

entrega_maximos_aceptados_-01_1024

A decir de Bernardo Cordero, country manager de Linio, una de las tendencias “que está determinando el e-commerce es la de los dispositivos móviles, ya que está cambiando la forma en la que las tiendas estamos interactuando con los consumidores. Los dispositivos nos permiten acercarnos a nuestros clientes en cualquier lugar donde se encuentren y de una forma que no nos permitía las computadoras tradicionales”.

Así, la planeación de estrategias de comercio electrónico deberán considerar sistemas de entrega más ágiles, que den garantía al comprador de que sus productos llegarán en tiempo y forma, lo cual se traducirá en experiencias de compra única que harán crecer el engagement de los clientes, la confianza en dicho tipo de comercialización y, por tanto, el negocio de las empresas.