Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Desconectarse una semana de redes sociales es la mejor “receta” para la salud mental

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
Un estudio comprobó que desconectarse, al menos, por una semana de redes sociales ayuda a personas con depresión y ansiedad.
  • Estudian el tiempo de uso que le dan las personas a las redes sociales más populares del mundo.

  • Revelan cómo impacta en la salud mental la frecuencia de Instagram, Facebook, Twitter y TikTok.

  • Bajaron los niveles de depresión y ansiedad en aquellos que redujeron su tiempo en plataformas.

 

Las redes sociales se han convertido en un gran factor de investigación sobre la rutina, hábitos, estilo de vida, salud física y mental de las personas, pues las plataformas digitales forman parte del día a día de prácticamente todo el mundo al ser la manera más fácil e inmediata de formar comunidades.

El espacio en que las nuevas generaciones construyen su propia identidad y donde una de cada cuatro personas se expresan para su desarrollo emocional y psicosocial se ha convertido en un caso de análisis continuo. Hasta enero de 2022 el número total de usuarios de redes sociales en el planeta era superior a 4.623 millones, de acuerdo con el Informe Digital elaborado por Hootsuite y We Are Social.

 

Desconectarse de redes sociales, la mejor medicina

El social media llegó para quedarse y ha evolucionado cada vez más rápido, tanto para la ciudadanía como para las marcas que buscan acercarse a ella, ya que acrecentó la forma de interactuar con otros y trasladó todo el peso de una vida física a una digital, incluyendo trastornos de salud mental.

Un reciente estudio de la Universidad de Bath reveló que dejar de navegar en las redes sociales durante una semana podría conducir a mejoras significativas en el bienestar emocional de los usuarios, reduciendo sus niveles de depresión y ansiedad.

“Sabemos que el uso de las redes sociales es enorme y que cada vez hay más preocupación sobre sus efectos en la salud mental”, explica el investigador Jeff Lambert en el documento.

De acuerdo con los investigadores, la desconexión podría recomendarse en el futuro como una forma de controlar la salud mental de las personas, sobre todo al encontrar resultados positivos en la mayoría de los participantes que se alejaron de plataformas como Instagram, Facebook, Twitter y Tiktok.

El equipo universitario encontró que en el Reino Unido el número de adultos que utiliza las redes sociales pasó del 45 al 71 por ciento entre 2011 y 2021, teniendo entre 90 y 97 por ciento de ellos de 16 a 44 años.

Los resultados fueron publicados en la revista estadounidense Cyberpsychology, Behavior and Social Networking, donde se destaca el uso de Facebook, Instagram y Twitter como las principales tres plataformas populares, con cerca de 4 mil millones de usuarios, mientras que TikTok experimentó el mayor crecimiento durante la pandemia, de hasta los 7,5 millones de conectados.

 

El estudio revelador: sin redes sociales una semana

Para conocer el impacto en la salud física y mental de las personas, el estudio juntó a 154 usuarios de entre 18 y 72 años, a quienes les asignaron aleatoriamente una de estas dos opciones: un grupo de intervención que debía dejar todas las redes durante una semana, o un grupo de control, en el que podían continuar navegando con normalidad.

“Muchos de nuestros participantes informaron efectos positivos al estar fuera de las redes sociales con un mejor estado de ánimo y menos ansiedad en general. Esto sugiere que incluso un pequeño descanso puede tener un impacto (…) En su opinión, las redes sociales son parte de la vida, y para muchas personas, parte indispensable de quiénes son y cómo interactúan, pero si pasan horas cada semana desplazándose y sienten que lo está afectando negativamente, podría valer la pena reducir su uso para ver si ayuda”, dice Lambert.

Al iniciar el sondeo se tomaron en cuenta puntuaciones de referencia sobre ansiedad y depresión, registrando los cambios de los participantes que informaban pasar un promedio de ocho horas por semana conectados en las plataformas digitales. Una semana después, las personas que tomaron un descanso reflejaron mejoras significativas a corto plazo.

“Desplazarse por las redes sociales es tan omnipresente que muchos de nosotros lo hacemos casi sin pensar desde el momento en que nos despertamos hasta que cerramos los ojos por la noche, sabemos que el uso de las redes sociales es enorme y que cada vez hay más preocupaciones sobre sus efectos en la salud mental”, acota el investigador.

Y es que el grupo que se desconectó por una semana informaron que después del estudio lograron usar las redes durante 21 minutos promedio, en comparación con las siete horas del grupo de control que siguió usando estos canales de comunicación con normalidad.

Por ello, ahora investigadores quieren continuar el mapeo y aprovechar los resultados para dar seguimiento en las diferentes poblaciones (personas más jóvenes o con problemas de salud física y mental), con el fin de demostrar los beneficios que la desconexión genera clínicamente.

 

 

Ahora lee:

Pide comida a domicilio y, de paso, ¡que el repartidor saque su basura!

Lleva serenata a trabajadores de McDonald’s y la marca reconoce “voz dorada”

Mark Zuckerberg abre su propia tienda y así luce su local

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados