Del efecto Netflix y más malas noticias para la TV de paga

Netflix-Whats Next-Bigstock
Imagen: Bigstock

Mucho se habla de que está comenzando una guerra de contenidos entre las plataformas de video streaming encaminada a captar la atención de las audiencias; Netflix, Amazon Prime Video, Hulu y nuevos actores que se suman serán los protagonistas.

Pero, el crecimiento de este formato de entretenimiento está afectando, y en serio a uno de los modelos que fue insignia durante al menos una década en la industria de medios: la televisión de paga.

Ya hay más usuarios que espectadores pasivos

Desde hace al menos un par de años se han dado indicios de que los hábitos de consumo de las personas están cambiando y cada vez hay más preferencia por la noción que tener el control de qué y cuándo se ven los contenidos audiovisuales.

Es decir, con los servicios de video streaming como Netflix, Amazon Prime Video y Hulu o HBO GO, el espectador puede decidir el momento y dispositivo (lugar) por donde mira sus series o películas de elección.

En cambio, con la televisión está sujeta a ciertos horarios y días en los que son transmitidos. Este formato de distribución ha jugado en contra de las proveedoras de servicio de televisión restringida.

Algo que ya se está volviendo un problema pues de acuerdo con The Motion Picture Association of America, los suscriptores a servicios de video streaming a nivel mundial ya superó al de clientes de televisión por cable, por primera vez.

Según su más reciente reporte correspondiente a 2018, las plataformas alcanzaron los 613 millones de suscriptores, con un incremento del 27 por ciento, respecto los que existían en 2017. Y, con ello, superaron a los 556 millones de clientes de televisión de paga que, de hecho, perdió un 2 por ciento de clientes.

Cabe destacarse que se incrementó la distancia respecto a la televisión satelital, pues este tipo de servicios cuentan con poco más de 200 millones de suscriptores a nivel global.

El reporte destaca que Netflix y Amazon Prime Video se hacen con el 27 por ciento del market share de las plataformas.

No todo es malo

Pese a que los servicios SVoD han crecido en base de suscriptores, la televisión de paga sigue generando mayores ingresos.

De hecho, los servicios de cable generaron durante el año pasado unos 118 mil millones de dólares, incluso la televisión satelital supera al streaming, representaron ingresos por casi 100 mil millones, en comparación a los cerca de 40 mil millones de las plataformas.

No obstante, es una llamada de atención más para que las proveedoras de televisión cerrada busquen alternativas a su modelo de negocio que les permitan hacer frente al crecimiento de los contenidos on demand.

Ya hemos visto cómo es que FOX, HBO, Comcast, ABC y CNBC han lanzado sus plataformas digitales para ofrecer sus contenidos, pero eso no es suficiente para retener al espectador.

A medida que siga incrementándose la penetración de plataformas como Netflix, Hulu y Amazon Prime Video, las audiencias comenzarán a dejar de mirar las pantallas de la televisión convencional.

Apenas hoy vimos cómo Apple presentó su servicio, este mismo año llega Disney+ y la plataforma (aún sin nombre) de Warner Media, si los grandes grupos de medios no hacen algo por conectar con el espectador, terminarán sin audiencias y, por ende, ponen en riesgo de atraer inversiones en publicidad.