Esto es guerra y la mayor amenaza para Netflix no es Disney… sino Amazon

Netflix-Whats Next-Bigstock
Imagen: Bigstock

Indiscutiblemente el boom de las plataformas de streaming ha motivado una evolución en la forma en que la gente consume contenidos audiovisuales, mucho de este cambio se le atribuye a Netflix.

Al menos es así para las series y películas, tanto que la plataforma de Los Gatos, California ha motivado una importante reacción por parte de las principales productoras de la industria del entretenimiento, e incluso a más.

La guerra ha comenzado

Desde hace tiempo venimos hablando de que este comportamiento en el mercado (y del consumidor) derivará en una guerra de contenidos y plataformas, todas encaminadas a captar la atención de las audiencias.

Si bien Netflix es la plataforma de mayor penetración en el mercado con más de 139 millones de suscriptores a nivel global e ingresos por más de 15 mil 800 millones de dólares (2018), según datos de la misma compañía, está plenamente consciente de lo que se avecina y por eso desde hace más de un año trabaja en su estrategia para prepararse ante tal escenario.

En los últimos meses se han dado diversos avisos y reportes de que los pesos pesados de la industria del entretenimiento llegarán con sus propios servicios.

Por un lado The Walt Disney Company que a finales de este año lanzará Disney+, su plataforma que no sólo contará con sus principales franquicias, apostará por nuevas producciones de Marvel, Pixar y LucasFilm. La compañía buscará entrar con todo su músculo de contenidos al mercado streaming.

También está AT&T -dueña de Time Warner, rebautizada como Warner Media-, que posee: Warner Bros., Turner, HBO, Cartoon Network, así como Wonder Woman -y todo el DC Universe-, Harry Potter -incluida Fantastic Beast-, LEGO, Lord of the Rings y Game Of Thrones, sólo por citar algunos.

Y se ha sumado Comcast NBCUniversal, la que estaría planeando lanzar su propia plataforma para el 2019. Este grupo posee las cadenas NBC, Telemundo, Deamworks y Universal Pictures, además de franquicias como Fast & Furious, Jurassic World, Back to the Future, Cincuenta sombras de Grey, Pacific Rim, Halloween, Glass, entre muchas otras.

Amazon Prime Video, el rostro del verdadero enemigo

Desde que comenzaron estos anuncios, se descartó a Hulu como amenaza, dado que ya se considera que entra en el paquete con Disney que será socio mayoritario tras la adquisición de FOX.

También se descontaba a Amazon Prime Video, porque aún no tiene un peso internacional como Netflix. Sin embargo, el panorama está cambiando y la plataforma de Seattle podría ser la verdadera amenaza.

Sabemos que sigue una estrategia similar a la de Los Gatos con una apuesta importante por contenidos originales y fortalecer su presencia en otros países -como México-.

Esto está creciendo y, de acuerdo con su directora de sus Estudios, Jennifer Salke, esto crecerá. En entrevista con The Hollywood Reporter dijo que este año piensan producir hasta 30 películas originales con el objetivo de abarcar el mayor mercado posible: blockbusters, cine de arte o cintas que se brincarán las carreteras para proyectarse directamente en la plataforma.

Pero, a diferencia de Netflix que ve en Roma un activo poderoso que, de ganar uno o varios Oscar, pondría a la industria en un dilema de seguir con su rechazo o reconsiderar apostar por las plataformas streaming.

En cambios, de acuerdo con Salke, para Amazon Prime Video no se trata de un divorcio o elegir bando, sino de una estrategia multiventana; que integre el servicio online y las salas de cine.