Un buen sueldo es para el mexicano promedio una de las razones más importantes al momento de elegir un trabajo. Así lo revela una investigación realizada por Kelly Services, la cual indica que este factor es el predominante para el 62 por ciento de los trabajadores en el país al momento de aceptar un empleo.

Lo cierto, es que en el mercado mexicano cubrir con esta expectativa es especialmente complicado, si consideramos que México es uno de los países en los que las personas deben trabajar más para satisfacer sus necesidades alimentarias.

Estas son las conclusiones de un nuevo reporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en le que se indica que en México una persona debe laborar 36.3 horas al mes (es decir un día y medio) para cubrir el costo de su alimentación. El indicador es relevante si consideramos que en Estados Unidos y Canadá dicho gasto representa 10.4 y 12.8 horas de trabajo al mes, menos de una tercera parte del tiempo que se dedica en nuestro país.

En México 6 mil, en Estados Unidos 34 mil

Esta es una de las razones por las cuales la migración es un fenómeno común y creciente en la nación. El gran incentivo es la mayor cantidad de recursos que se pueden obtener laborando en países como Estados Unidos en comparación con lo que el propio mercado mexicano ofrece.

Durante el año pasado, de acuerdo con datos del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla), la remuneración media anual de los trabajadores asegurados por el IMSS fue de 6 mil 682 dólares, mientras que durante ese mismo periodo un inmigrante mexicano en Estados Unidos obtuvo ingresos promedio por 34 mil 975 dólares. 

Estas cifras ganan especial significado si consideramos que en Estados Unidos, el nivel de empleo de los trabajadores mexicanos inmigrantes fue equivalente al 37.6 por ciento del total de empleados afiliados al IMSS.

Cuando a la cifra se hace un recorte por género, tenemos que el ingreso medio anual de un trabajador mexicano inmigrante en Estados Unidos fue de 39 mil 66 dólares, mientras que la correspondiente remuneración del asegurado en el IMSS alcanzó los 7 mil 14 dólares.

En el caso de las mujeres, el ingreso medio sumó 27 mil 443 dólares en Estados Unidos y 6 mil 125 dólares en México.

Las cifras anteriores hablan mucho del entorno laboral al que se enfrenta el mexicano, mismo que aunque se caracteriza por jornadas amplias de trabajo, no necesariamente tiene buenos indices de productividad y rentabilidad, tanto desde la óptica del empleado como de la empresa.

Para las organizaciones empleadoras, el contexto demanda implementar programas que promuevan un mejor equilibrio entre desgaste y bienestar para sus empleados, con el fin de mantener el buen funcionamiento de la cadena de valor que da soporte a sus negocios.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299