Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

Manuel Alonso
Manuel Alonso

¿Cuándo fue la última vez que realizó una Auditoría de Contenidos?

¿Cuándo fue la última vez que su empresa ejecutó una auditoría de contenidos? Es momento de considerar una nueva, si tomamos en cuenta lo que ha pasado nuestro planeta y nuestra sociedad, y la forma en que la pandemia ha impactado en los comportamientos y actitudes de los consumidores. Incluso, habría que revisar el tono de esos contenidos.

Los consumidores se volcaron a las ventas en línea, a frecuentar contenidos en formatos de videos cortos e incrementar su interacción con las marcas, al grado de que, se involucraron en un mayor escrutinio sobre la participación de las empresas en la economía, los problemas sociales, e incluso con el planeta. Todo esto está influyendo en la forma en la que el consumidor se comporta.

Esto significa que las estrategias de contenido y marketing desarrolladas hace unos años, pueden no ser ya relevantes hoy y deben reevaluarse para garantizar que la empresa se conecte con sus clientes de una manera significativa y medible.

De ahí la necesidad de practicar una auditoría de contenido y hacer así, un inventario metódico de todo lo que ha generado la organización, donde se analice el tono y el lenguaje, datos sobre características y participación, y evaluar los datos para identificar una estrategia que oriente e impulse el contenido.

Es importante tener una visión holística en la auditoría, pensando en el beneficio al adoptar un enfoque omnicanal, basado en el concepto PESO (Payed, Earned, Shared, Owned) por sus siglas en inglés) para garantizar que haya coherencia en todas las fases de la jornada con el público objetivo.

Realizar una auditoría de contenido beneficia a la compañía en todas sus áreas de interés, pasando por comunicación interna y corporativa, con inversionistas y desde luego marketing, pues permite comprender la amplitud del contenido propio de la empresa, dónde aparece y cómo funciona. Las organizaciones pueden usar esta información para cerrar brechas y crear experiencias integrales, de mayor valor y de alta calidad.

Hay dos tipos de brechas de contenido. La primera y fundamental es una desalineación entre el contenido, el perfil del cliente y la jornada del cliente. Este tipo de brecha ocurre cuando una empresa no tiene bien definidos esos perfiles o no ha actualizado su investigación de audiencia. A menudo vemos esto en el contenido del sitio web donde una marca intenta atraer a dos o más perfiles en una sola página.

La otra, se debe a las disparidades en los mensajes y el tono entre los canales. Este problema surge a menudo cuando los equipos multicanal trabajan en silos, tal vez con equipos separados que crean contenido para blog, correo electrónico, web y redes sociales, y cuando una empresa, por ejemplo, no logra colectivizar una visión homogénea de la experiencia del cliente de forma transversal en toda la organización.

La estrategia de contenido es un gran paraguas que incorpora varias tácticas. Está considerando sus procesos para la creación de contenido y el marketing de contenido. Está evaluando el rendimiento del contenido con Google Analytics. Está ajustando su contenido para SEO, observando la experiencia del usuario y administrando los vínculos de retroceso, sin descartar el impacto y alcance de los medios ganados.

Invertir en una auditoría y diseño de contenido garantiza que las empresas puedan satisfacer de manera efectiva las necesidades de su público objetivo. Es un ejercicio extremadamente poderoso que brinda la oportunidad de comprender la personalidad de la marca y el nivel de compromiso con su audiencia, lo que sustenta una futura estrategia de difusión y diseño digital.

Empeñarse por un contenido de calidad es absolutamente crucial para la participación del usuario y la lealtad a la marca. Es primordial animar a los usuarios a que sigan regresando por más ofreciendo contenido interesante, relevante y útil. Concéntrese en los intereses de sus usuarios y cree una imagen de marca que los seduzca y anime.

En resumen, una auditoría de contenido ayuda a determinar con qué temas, tipos y extensión de contenido interactúa más su audiencia para informarse y determinar los futuros esfuerzos de contenido.

Identificar brechas; descubrir oportunidades para reposicionar el contenido; clarificar las prioridades; crear piezas óptimas que funcionarán mejor y, eliminar contenidos desactualizados. Estos conocimientos se pueden combinar para afinar su estrategia general de contenido

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados