¿Cuáles son las ventajas que presentan las fintech?

España es el sexto país (a nivel mundial) en el uso de fintech

Imagen: Bigstock

España.- Las nuevas tecnologías han impactado en las finanzas hasta crear nuevos productos y servicios donde ambos sectores se unen. España es el sexto país en el ranking mundial en el uso de servicios fintech, recaudando el sector 250 millones de euros en inversiones en 2016 y dando trabajo a más de 2.500 personas, según datos de la Asociación Española de Fintech (Aefi). El crowdfunding, los créditos online, el intercambio de divisas, el factoring, la gestión automatizada de cuentas empresariales y personales, los pagos vía digital y las inversiones en línea son algunas de las tendencias que avalan el éxito de las fintech.

Pero, ¿qué hace que las fintech estén cambiando el sector financiero? Los expertos The Valley han dado las claves de su éxito.

Mayor inclusión financiera

Las fintech llegan a sectores, personas o empresas que no tenían acceso a servicios financieros.

Mejoran la experiencia del cliente

Estas nuevas plataformas tecnológicas se adaptan al comportamiento y expectativas del usuario, proporcionándole mayor rapidez y comodidad al permitir la realización de transacciones inmediatas a través de sus smartphones o tablets.

Análisis de datos para mejorar el servicio

Las fintech cuentan con herramientas para entender al cliente y satisfacer sus necesidades a través del análisis de grandes datos, inteligencia artificial y modelos predictivos. Los productos que se crean son más individualizados y mercados y sistemas más eficientes.

Nuevos nichos y especializaciones

Su principal característica es su alto grado de especialización, siendo un mercado microsegmentado en el que cada producto está orientado a solucionar un problema particular.

Apuestan por la seguridad y la transparencia

En este sector se está demandado una mayor regulación en cuanto a agilidad y transparencia, siempre protegiendo al cliente y al usuario final.

Asesoramiento automático

Estas plataformas tienen la capacidad de ampliar el asesoramiento financiero a una comunidad más amplia y no solo a inversores sofisticados.