10 términos para comprender las nuevas tecnologías, esenciales para el mercadólogo

tecnologicas-tendencias
Foto: Bigstock

Las nuevas tecnologías son tan relevantes en la actualidad para el mercadólogo desde cualquier arista. En las estrategias e incluso en su perfil laboral.

Por ejemplo, los Chief Digital Officer (CDO) son los responsables de dirigir, planificar y controlar la transformación digital de una compañía; sin embargo, las compañías parecen estar teniendo problemas para encontrar los perfiles adecuados, según un reciente sondeo de PwC. De acuerdo con el Global Chief Digital Officer Study, sólo 32 por ciento de los CDO tiene experiencia en áreas tecnológicas.

Esto es una muestra de la necesidad de conocer más a fondo las nuevas tecnologías, por lo que presentamos por lo menos 10 términos que ayudarán a entender esta industria al profesional del marketing.

Realidad Virtual

Aquel entorno generado por medios tecnológicos en el que parece que el usuario realmente está. Se pronostica que en 2018 el mercado crecerá a 5.2 mil millones de dólares.

Desempleo tecnológico

De acuerdo con el escritor Ramez Naam es un tipo de paro creado por la llegada de tecnologías que pueden reemplazar las labores humanas.

En meses recientes, los CEO’s de Microsoft y Tesla, Bill Gates y Elon Musk, declararon que muchos empleos humanos se perderían si las personas no se actualizaban o si se volvían cyborgs, tiempo después directivos de muchas firmas tecnológicas han replicado la misma idea.

Realidad Aumentada

Se trata de la visión de un entorno físico del mundo real por medio de un dispositivo tecnológico. Para 2020, Deutsche Bank espera que más de 154 millones de personas utilicen VR al menos una vez al año.

Dividendo de longevidad

El bioético James Hughes del IEEET puso en la mesa que “la creencia por parte de expertos en longevidad y envejecimiento de que los beneficios económicos de extender las expectativas de una vida longeva y saludable mediante terapias que desaceleren el envejecimiento son mucho máyores que el coste de desarrollar estas terapias, o de proveer asistencia a los ancianos”.

Wearables

Son un conjunto de aparatos y dispositivos electrónicos que se incorporan en alguna parte del cuerpo interactuando de forma continua con el usuario y con otros dispositivos para realizar una función concreta. Este 2017, el mercado de wearables podría alcanzar un valor a nivel mundial de 4.12 mil millones de dólares, según estimados de Transparency Market Research.

Sobrecarga informática

Cualquier situación en la que nuevos algoritmos pueden explotar de forma drástica y repentina a cualquier sistema informático y hacerlo más eficiente, luego de que existan toneladas de potencial informático sin aprovecharse, y cuando los algoritmos utilizados hasta el momento no sean óptimos ni eficientes.

Coches autónomos

Se trata simplemente de vehículos sin conductor, capaces de imitar las capacidades humanas de manejo y control, gracias a tecnologías sofisticadas. Su relevancia radica sobre todo en que según BI Intelligence para el 2020 habrá un total de 10 millones de coches autónomos funcionando alrededor del globo.

Úteros artificiales

Annalee Newitz reveló que se trata de cualquier dispositivo, ya sea biológico o tecnológico, que permita a los humanos reproducirse sin necesidad de utilizar el útero de una mujer.

IoT

Es la interconexión digital de objetos cotidianos con internet. Fue en 1999 cuando el tecnólogo británico Kevin Ashton acuñó el término Internet of Things (IoT) para definir una red que no sólo conecta a las personas, sino a ellas con los objetos a su alrededor.

En ese momento parecía un asunto de ciencia ficción, pero actualmente es una realidad que cada vez impacta más a las industrias, la forma de vida de los consumidores y las estrategias de los profesionales del marketing. El portal web especializado Statista prevé que el número de dispositivos conectados alcance las 50 millones de unidades en todo el mundo en 2020.

Mulas

El término surge de la Mula de Isaac Asimov de la mítica serie “Fundación” y se refiere a eventos inesperados fuera del conocimiento humano y de su comprensión de cómo funciona el mundo. Esta tendencia crece con la incorporación de nuevas tecnologías.