¿Crisis? No si cada usuario representa más de 7 mdd en ingresos para Facebook

Zuckerberg-Facebook
Imagen: Facebook

¿Crisis?, ¿escándalos? Qué importan si al final Facebook no para de crecer y sigue incrementando sus ingresos de manera millonaria.

Sí, suena crudo pero parece que así es la realidad. Esta tarde la compañía de Menlo Park dio a conocer los resultados correspondientes al cuarto trimestre de 2018 y no sólo reportó mayores ganancias, sino que superó expectativas y sus acciones se disparan en Wall Street.

Los números son fríos

Facebook reportó ingresos por 16 mil 914 millones de dólares entre los meses de octubre y diciembre, de los cuales 16 mil 640 millones fueron por concepto de publicidad; un crecimiento del 30 por ciento respecto al año previo.

Esto se refleja en las ganancias netas, que ascendieron a 6 mil 882 millones de dólares. Asimismo reportó 2.38 dólares en Ganancias por Acción, por encima de lo esperado por los analistas de 2.18 dólares.

En tanto, pese al desinterés de generaciones como la millennial y la Z, la red social indicó que alcanzó un total de 2 mil 320 millones de usuarios activos mensuales, así como mil 552 millones diariamente, muy en línea e incluso mejorando ligeramente las expectativas.

Claramente se superó las expectativas de los inversionistas que de inmediato se ha reflejado en Wall Street donde las acciones de la compañía se dispararon más de 11 por ciento en las transacciones after-hours.

Facebook-Stock-Nasdaq

Cada usuario representa ingresos millonarios

Si hiciéramos la conversión tomando como referencia los ingresos por publicidad y el número de usuarios activos al mes, obtenemos como resultado que cada usuarios (incluso tú si tienes cuenta) representa alrededor de 7.1 millones de dólares en ingresos para Facebook.

Más aún, si consideramos que, de acuerdo con datos de Statista en México al cierre de 2018 habían alrededor de 53.8 millones de usuarios de la red social, los ‘facebookeros’ del país le significaron alrededor de 386 millones de dólares en el último trimestre.

Naturalmente hay que considerar diversas variables, como el hecho de que los mercados más grandes como Estados Unidos y Europa son los que pagan montos más altos (por las diferencias de tarifas y marcas que se anuncian).

Lo anterior implicará que haya diferencias, no obstante, la intención del ejercicio sacar un promedio y tomar dimensión de lo que cada usuario y un mercado en particular representa para Facebook.

¿Inmune a escándalos y problemas de reputación corporativa?

Desde el escándalo de Cambridge Analytica, Facebook no ha parado de involucrarse en polémicas: el problema de fake news a través de WhatsApp en Brasil, la incautación de documentos internos en Reino Unido, el destape del The New York Times respecto a que la red social acordó compartir datos con más de 150 empresas y qué decir de lo sucedido con Apple.

Sin embargo, y pese a que durante el segundo y tercer trimestre del año pasado reportó números mixtos, el cierre de 2018 fue sumamente beneficioso para la compañía.

Desde el punto de vista de el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, esto es producto de los cambios que han implementado en el último año.

“Hemos cambiado fundamentalmente la forma en que dirigimos nuestra empresa para centrarnos en los problemas sociales más importantes, y estamos invirtiendo más para crear nuevas e inspiradoras formas para que las personas se conecten”, dijo en el reporte publicado.

Sí, han hecho muchos cambios, algunos de ellos enfocados a dar prioridad a los contenidos locales y a estimular mucho más la actividad de los usuarios para regresas a su “esencia social”. Pero también hay que destacar que muchos de ellos fueron con fines de marketing; como el lanzamiento de Confetti, entre toros casos.

Desafortunadamente y, esto implicaría una mucho mayor conciencia y preocupación por parte de los usuarios, los números le estarían dando la razón a Zuckerberg en cuanto a cómo dirige su empresa, muy encaminada al control y mercadeo de los datos de sus suscriptores.

De hecho, esto ha sido un problema interno que resultó en la salida de las principales cabezas de WhatsApp e Instagram, por inconformidad con la administración. Y, dados los reportes de integrar las tres plataformas, esta inconformidad tendría fundamento.

Para las marcas esto puede significar mayores opciones y recursos para conectar con sus públicos meta, pero es indiscutible que queda en el aire un serio problema de contra y protección de datos.