CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Crean plato que absorbe parte de la grasa de los alimentos

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Podría parecer un plato decorativo debido al diseño que muestran sus más de 1.500 microagujeros, pero se trata de una pieza cuya función es absorber la grasa sobrante de los alimentos para contribuir a ahorrar a los comensales hasta un 30 por ciento de las calorías de una comida, según señalan sus creadores.

Podría parecer un plato decorativo debido al diseño que muestran sus más de 1.500 microagujeros, pero se trata de una pieza cuya función es absorber la grasa sobrante de los alimentos para contribuir a ahorrar a los comensales hasta un 30 por ciento de las calorías de una comida, según señalan sus creadores.

Este ingenioso plato, creado por cuatro licenciados de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU), ha sido bautizado como Hola y su propósito no es otro que el de contribuir a obtener comidas más sanas, o si se quiere, menos grasosas, con la promesa de ahorrarse entre 100 y 200 calorías”, como ha explicado Ander Méndez, uno de sus creadores, a el diario El País.

El invento de Méndez, Sheyla Aguilar, Iñigo Alday y Ainhoa Ocio, está a la venta desde principios de 2018 en farmacias y parafarmacias de España, así como de forma online; y hasta el momento han sido adquiridas por los consumidores, unas 10.000 unidades, que pueden usarse en el microondas y se lavan como cualquier otro plato.

Sus inventores han señalado que el mecanismo de absorción de esta pieza se inspira en los poros de las esponjas de mar, aplicados en este caso a la criba de grasas y aceites, para lo cual se ha tomado en cuenta “la viscosidad dinámica y la densidad de cada aceite”. Es por ello que el plato muestra diferentes formas y tamaños de microagujeros, que permiten la absorción de distintos tipos de lípidos según sus características.

El equipo de jóvenes ingenieros que ha creado esta pieza que se fabrica en Alemania y China y se vende por unos 15 euros, ha demorado dos años en lograr el resultado final y su diseño estético se ha basado en “los patrones de los kamon de la cultura japonesa, unos anagramas monocromáticos basados en principios matemáticos” como explica Méndez. Con ello lograr su función primordial, que parte de la grasa de los alimentos quede en el fondo de estos microagujeros y no sea consumida por los comensales, con las ventajas que ello representa para la salud.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados