No cabe duda que la nostalgia vende y este ha sido el principio detrás de una estrategia de content marketing que trajo de regreso a “Cositas” conductora infantil de principios de los 90’s que ahora incursiona como youtuber.

Han pasado ya algunos años desde que Televisa transmitió el último episodio de “El Espacio de Cositas”, programa de manualidades enfocado al público infantil y conducido por Alma Gómez en su papel de “Cositas” que marcó la infancia de muchos mexicanos.

Ahora, Gómez regresa a la pantalla como youtuber gracias a la estrategia de content marketing impulsada por Modatela, marca mexicana que desde su canal oficial de Youtube ha publicado el primer video tutorial que trae a “Cositas” de regreso.

Todo parece indicar que este primer material es parte de un esfuerzo de generación de contenidos que se materializará en 12 entregas, en las que el peculiar personaje de la cultura mexicana compartirá algunos consejos para desarrollar anualidades con materiales que se pueden comparar en la mencionada marca de telas mexicana.

Nostalgia y contenido: Combinación ganadora

A pocos días de su publicación el video ta suma más de 100 mil reproducciones y 8 mil likes, en donde lo más interesante son los comentarios que ha generado la reaparición de la conductora infantil.

El gran acierto de este esfuerzo es la correcta combinación de nostalgia con contenido, en donde la primera resulta motor de la segunda.

Y es que la nostalgia se ha convertido en una poderosa herramienta de mercadotecnia, en un mercado en el que el consumidor espera conectarse con sus marcas desde una óptica más profunda, más allá de una simple transacción.

Para muestra basta un botón. De acuerdo con un reporte presentado por Havas Media, el 45 por ciento de los consumidores globales entre 16 y 34 años aseguran que las marcas juegan un papel esencial en sus vidas, afirmación que entre el segmento de personas que tienen entre 35 y 54 años ocupa el 30 por ciento y entre aquellas de más de 50 años alcanza el 22 por ciento.

Esto ha provocado que la conexión emocional se ubique como un indicador de peso para la generación de valor al interior de cualquier negocio. Así, una reciente investigación firmada por Harvard Business Review indica que los clientes conectados emocionalmente con sus marcas son entre 25 y 100 por ciento más valiosos al hablar de rentabilidad que aquellos que simplemente se dicen satisfechos

El regreso de “Cositas” ha puesto a Modatela -cuando menos de momento- en el radar de algunos consumidores que poca consciencia tenían sobre la marca; el gran reto será capitalizar esta oportunidad, en donde la conquista el público millennial puede ser el gran premio para la firma.