Coors Light quiere ganar la guerra y regalará cerveza cada que Bud Light los insulte

coors-light-youtube
Imagen: YouTube

La apuesta de LG por una máquina para hacer cerveza en casa acaparó la atención en el CES 2019. Se llama HomeBrew y permite que el proceso de elaboración de la cerveza sea sencillo, estilo una máquina de café, ya que se maneja con cápsulas de un solo uso.

Es decir, incluso el evento más importante de tecnología fue conquistado por la cerveza. Las cifras indican que la industria cervecera simplemente es una de las más fructíferas, pues por ejemplo Budweiser vale 15 mil 389 millones de dólares y Heineken 11 mil 884 mdd. Mientras Bud Light vale 11 mil 642 mdd.

Estas tres marcas son las más valiosas del mundo, por sus productos, estrategias y publicidad, todo en conjunto las ha llevado al éxito y por eso las tecnológicas también quieren ser parte de esas ganancias.

Competencia a la alza

No todos pueden ser parte y llevarse la mayor cantidad, por ello la competencia es fuerte, al punto de que Bud Light protagoniza una de las polémicas más sonadas de los últimos meses con su campaña destinada al Super Bowl.

La cervecera “difamó” a Coors Light por sus ingredientes, al menos es lo que dice la marca, que impuso una demanda. Es así como una guerra de cerveceras se da lugar este 2019.

Sin embargo, la bandera de Coors Light es, a pesar de ir por la vía legal contra Bud Light, tratar de contrarrestar los ataques en su contra, regalando cerveza.

Cada vez que en la conversación se escuche un ataque de Bud Light, un despachador de Coors Light se encenderá, indicando que es momento de beber cerveza gratis en el bar estadounidense en donde se ubique.

 

Quieren “refrescar la conversación” sobre su cerveza, dejando beber a los consumidores en paz, sin importar los ingredientes o la pelea legan en la que estén enfrascadas ambas compañías.

Los mangos inteligentes se ubican en 200 bares participantes en la campaña, distribuidos en New York, Philadelphia, Dallas, Omaha y Las Vegas.

El VP de Coors family of brands, Ryan Reis, resume todo en: “Bud Light nos ha estado atacando por frustración y criticando nuestros ingredientes durante semanas… Sabemos que los bebedores no quieren escucharlo. Quieren seguir adelante. Y de acuerdo con una encuesta que llevamos a cabo la semana pasada, el 80 por ciento de los consumidores de bebidas premium dijo que sólo quieren disfrutar de una cerveza fría sin ser sometidos a un debate sobre ingredientes. Así que esto es por ellos”.