Consumidores mexicanos son más conscientes de su alimentación ¿qué papel deben jugar las marcas?

healthy eating, dieting, vegetarian food and people concept - close up of fruits and berries in bowl on wooden table

Los consumidores cuidan más de su salud alimenticia, o al menos eso manifiesta el Estudio Global de Nielsen sobre Salud y Percepciones de Ingredientes, ya que indicó que ocho de cada 10 mexicanos dicen estar a dieta restrictiva.

La encuesta señala que el mundo está modificando sus hábitos alimenticios motivados por la sensibilidad a algunos productos, las alergias, el deseo de mantenerse saludables o convicciones personales.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), señalan que las causas de muerte entre los mexicanos están relacionadas con la mala alimentación, encabezadas por las enfermedades del corazón, la diabetes y padecimientos del hígado.

De acuerdo con el estudio, aplicado a 30 mil personas en México y a consumidores de 63 países, indicó que el 59 por ciento de los mexicanos consumen menos grasas, mientras que el 38 por ciento dijo que ha bajado la ingesta de azúcar y el 32 por ciento señaló que ha disminuido los carbohidratos.

El gobierno mexicano ha impulsado acciones para disminuir la ingesta de productos con altos contenidos calóricos como: refrescos, bebidas endulzadas y comida chatarra.

En consecuencia, las marcas han retirado campañas de televisión y modificado la variedad de sus productos para incluir así líneas bajas en grasa. Además de incluir el contenido calórico, así como poner las leyendas sobre el riesgo que implica el consumo excesivo de lo que venden.

Cadenas de comida rápida como McDonald’s y Burger King ofrecen alternativas no grasosas para sus consumidores, en gran parte niños.

México encabeza la lista de veganos en Latam

Los mexicanos declararon seguir dietas motivadas por convicciones personales, como ser vegetarianas, flexitarianas y veganas, con un 19 por ciento, 15 pro ciento y 9 por ciento respectivamente, muy por encima del promedio de la región  que oscila entre el 8, 10 y 4 por ciento.

El porcentaje de dietas restrictivas por alergias o intolerancias entre los mexicanos es importante, ya que 24 por ciento indicó que sigue una dieta libre de lácteos, y 20 por ciento una dieta libre de trigo y gluten, ya que el 23 por ciento de los mexicanos se declara intolerante a la lactosa y el 5 por ciento declararon alergia al gluten.

Actualmente, marcas como LaLa, Alpura y Santa Clara han extendido su gama de productos que van desde leche entera hasta los libres de lactosa. Además ha permitido que competidores en el campo de la soya o de los granos introduzcan sustitutos de leche.

Según Nilsen, el 41 por ciento de los mexicanos manifestó que sus necesidades nutricionales están totalmente satisfechas por la oferta actual de los detallistas, mientras que el 50 por ciento expresó que están parcialmente satisfechas y para el 9 por ciento no están nada satisfechas. Este resultado revela las oportunidades para minoristas y fabricantes que se ocupan de ofrecer a los consumidores productos que se ajusten a sus preferencias.

En la búsqueda de un estilo de vida más saludable, los consumidores resaltan que hay cierto tipo de productos que desearían encontrar en los comercios donde hacen sus compras. Por ejemplo, el 67 por ciento de los mexicanos quisiera ver más productos cuyos ingredientes sean 100 por ciento naturales, 56 por ciento busca mayor oferta de productos bajos en azúcar y 54 por ciento bajos o sin grasa.

Las expectativas nutricionales de los consumidores exponen su preocupación por el impacto que puedan ocasionar los ingredientes artificiales a largo plazo.

La sensibilidad a ciertos ingredientes, más padecimientos de enfermedades crónicas, cambios en los hábitos de las familias y preferencias alimentarias regionales, representan los grandes retos y el comercio de alimentos en México.