El marketing visual es esencial para llamar la atención de los usuarios, sobre todo en redes sociales. Para tener más éxito, se necesitan las imágenes correctas. Si bien son dos conceptos que se apoyan entre sí, ambos tienen la capacidad de ser más efectivos si trabaja de forma conjunta.

Las personas son seres visuales, por lo que no puede sorprender a las marcas que los usuarios prefieran imágenes en lugar de tener texto.

El poder de la redacción y las imágenes en conjunto

Es fácil comprender la importancia de las imágenes en nuestra comunicación diaria. Después de todo, el 90 por ciento de la información que reciben las personas es visual. Por lo tanto, la respuesta está en construir una presencia de marketing diseñada alrededor de imágenes.

Y, sin embargo, las empresas siguen fracasando en descifrar qué tipo marketing se puede implementar en redes sociales. De acuerdo con Traackr, nueve de cada diez empresas tienen presencia en al menos una red social. Por lo tanto, exponer la presencia de una marca es vital, ya que la competencia cada vez es más amplia. El problema es que éstas intentan promocionarse utilizando tácticas obsoletas y sin el poder de lo visual.

Las estadísticas lo confirman. Un estudio realizado por Sprout Social encontró que las publicaciones de Facebook con imágenes reciben un engagement 2.3 veces más que aquellas que no lo tienen. Mientras tanto, los tweets con imágenes reciben un 150 por ciento más de retweets en comparación con otros que no lo tienen.

El marketing visual en redes sociales

Hoy más que nunca, lo visual es vital para tener éxito inmediato y a futuro. Cada publicación que se haga o cada actualización que se comparta debe tener algún elemento visual relevante.

Y si bien puede ser complicado al principio, definitivamente es mejor para tener un plan con mejor estructura. Sin embargo, saber por dónde empezar es el principio de una entrada que se debe continuar de manera prolongada. Para que la presencia de una marca en redes sociales sea más visual, hay que seguir algunas directrices.

Los mejores consejos para el marketing visual, según Social Bakers:

1. Marcar la presencia en redes sociales

Cuando la audiencia visita por primera vez la página de una marca y se desplaza por el timeline de publicaciones, ¿qué es lo que ven? La primera impresión se forma en tan solo 50 milisegundos, lo cual no es tiempo suficiente para leer texto. En su lugar, la imagen visual es la que resalta.

Por medio de una pequeña inspección, se puede saber qué cosas se pueden añadir al logotipo para que sea más atractivo, o a la página de portada. Incluso se puede jugar entre ambos, a manera de complemento. Esto significa encontrar la intersección entre una marca y lo visual en los espacios sociales. La marca debe quedar por encima, relevante y clara desde el primer milisegundo.

Para comunicar el valor de una marca a primera vista, solo se puede lograr con imágenes suficientemente impactantes y consistentes.

2. Mejorar la calidad de las imágenes

El simple hecho de usar imágenes no es suficiente. Según un estudio, el 40 por ciento de profesionales de redes sociales utilizan imágenes de archivo/stock. Al respecto, si la competencia usa exactamente las mismas imágenes, no tendrá el suficiente poder con el que se quiere llegar a la audiencia. Si una marca quiere ser única, esa no es una opción.

Las imágenes originales hace que se pueda tener una línea específicamente diseñada para un negocio. Si esa no es una opción, se puede trabajar en fuentes como Canva, que permiten generar gráficos con plantillas a seguir o de forma original. Aunque suene simple, esto es mejor que las imágenes genéricas.

3. Crear videos específicos 

El video es uno de los aspectos visuales más importantes, ampliamente utilizado en las estrategias de contenidos actual. Incluir videos dentro de una estrategia de contenido habitual aumentará el compromiso entre sus seguidores.

Esto se debe a que, además de lo visualmente atractivo que puede ser, este formato ha encontrado un lugar único dentro de la jerarquía de reacciones en redes sociales. En plataformas como Facebook, se reproducen automáticamente. Otras plataformas, como Instagram o Snapchat, optimizan su algoritmo con herramientas afines, como las stories.

A medida que se construyen más videos, se tiene que considerar añadir subtítulos (85 por ciento de videos en Facebook se ven sin sonido), mejorar el audio, hacer más corto (mientras más lo sea, es mejor un promedio de 60 segundos), el tamaño y las dimensiones importan. Por ejemplo, es mejor el video vertical en pantallas móviles, etc.

4. Aprovechar el poder del Live

Usar video no solo significa tener contenido determinado con anterioridad. De hecho, los directos (en vivo) pueden ser más efectivos en redes como Facebook, Instagram y Twitter ofrecen opciones en vivo para vendedores y usuarios regulares por igual.

Mostrar videos en vivo ayuda a presentar diferentes maneras de dar a conocer un producto o servicio, haciendo que la audiencia se sienta más involucrada en el proceso. Una encuesta de Trackr encontró que el 82 por ciento de los usuarios prefieren el video en vivo de las marcas en lugar de los mensajes regulares.

5. Visualización de datos

Los datos y las estadísticas se encuentran entre las herramientas persuasivas más poderosas. Si se hace de manera efectiva, los datos pueden hacer maravillas en una tática de contenido, lo que se traduce en mejor presencia dentro de las redes sociales. Finalmente, hace que los temas más complejos sean más accesibles y digeribles para el público. También ayuda a combinar las herramientas disponibles para atrapar a los consumidores.

En redes sociales, los datos se pueden presentar en forma de gráficos que hagan resaltar la información o que puedan convencer al usuario. Por ejemplo, algunos segmentos que lo han aprovechado de una mejor manera son las infografías, las cuales pueden exponer temas complejos de forma simple.