• El 95 por ciento de las empresas tecnológicas tiene problemas para fichar el talento que necesitan

  • McDonald’s es una de las empresas que más puestos de trabajo genera en Rusia

  • El 67 por ciento de los empleadores utilizan inteligencia artificial para ahorrar tiempo

Encontrar personal adecuado para cubrir los puestos que el actual entorno competitivo exige no es tarea sencilla. Basta con reconocer que el 95 por ciento de las empresas tecnológicas tiene problemas para fichar el talento que necesitan, según estimaciones de Hays. La inteligencia artificial puede ser la salida a este problema.

La aparente falta de talento se suma a los altos niveles de rotación que muchas áreas e industrias padecen.

Con esto en mente, muchas marcas han buscado formas alternas para reclutar el personal que sus plantillas requieren, en donde una de las que comienza a ser cada vez más recurrente es la implementación de inteligencia artificial con fines de evaluar y encontrar a los candidatos perfectos.

McDonald’s es una de marcas pionera en este sentido. La reconocida firma de comida rápida ha implementado en Rusia un sistema para enfrentar el grave problema de rotación que padece en aquel mercado.

Un problema…

Con una plantilla de alrededor de 50 mil empleados y cerca de 600 filiales, McDonald’s es una de las empresas que más puestos de trabajo genera en Rusia. Sin embargo, enfrenta un grave problema de rotación ya que cerca del 60 por ciento de sus trabajadores son estudiantes, los cuales al terminar sus estudios renuncian a su empleo en “los arcos amarillos”.

Esto trae como consecuencia que cada año, la firma norteamericana tenga que cubrir cerca de 20 mil nuevas vacantes, mismas que para ser cubiertas demandan examinar poco más de 200 mil candidaturas (10 candidatos por vacante), de acuerdo con lo dicho por Tatjana Jasinowskaja, jefa de personal de McDonald’s en Rusia, para el diario suizo NZZ.

…un nuevo reclutador

Ante lo retador del contexto, McDonald’s ha encontrado en la inteligencia artificial un gran aliado. La empresa ha integrado este tipo tecnología rm duda procesos de reclutamiento para hacerlos no sólo mucho más eficientes sino también bastante más “user-friendly”.

¿Cómo funciona? Cuando un candidato está interesado en una vacante, su primer interacción es un chatbot habilitado para “entrevistar” a los prospectos mediante preguntas cortas, lo cual resulta menos tedioso que llenar largos formularios.

Al concluir la conversación entre el chatbot y el candidato, el programa decide de manera autónoma su el entrevistado es apto o no para el puesto.

AI y su importancia en los procesos de reclutamiento

El caso anterior es un ejemplo claro y tangible sobre los beneficios que muchas compañías encuentran en el manejo de datos y el desarrollo de software inteligentes, con lo que son más comunes las empresas que apuestan por esta estrategia para fortalecer sus equipos de trabajo.

En este sentido, se prevé que esta tecnología ya está siendo utilizado por el 69 por ciento de las compañías para desarrollar sistemas para analizar datos de trabajadores presentes y futuros, de acuerdo con un informe entregado por Deloitte.

Las razones para utilizarlos son muchas y todas tienen que ver con la optimización de por procesos tanto en tiempos como en costo. Números enterados por LinkedIn indican que 67 por ciento de los empleadores utilizan herramientas de esta naturaleza para ahorrar tiempo, 43 por ciento para favorecer la imparcialidad en el proceso y el 31 por ciento lo hace para obtener un mejor match entre oferta y candidato. El 30 por ciento lo hace para ahorrar dinero.

De esta manera, la inteligencia artificial será de gran ayuda para utilizar los datos de reclutamiento para mejorar la fidelización del talento (56 por ciento), evaluar las carencias de los candidatos (50 por ciento) o predecir el éxito de un candidato (39 por ciento).

Considerando estos avances, es coherente augurar que el CV tradicional ha muerto y es necesario identificar cómo se utiliza la inteligencia artificial como reclutadora de talento para anticipar movimientos ante una nueva era en la relación candidatos y empleadores.