• A inicios de enero de 2017, Apple tenía más de 2.2 millones de apps en su tienda móvil

  • De acuerdo con Experian, el usuario promedio de iPhone pasa 26 minutos más en su teléfono que uno de Android

  • La media de precio para un programa en la App Store era de 0.89 dólares en 2018

De acuerdo con Fueled, para agosto de 2017 alrededor de uno de cada cuatro programas en la App Store requerían un pago inicial antes de ser descargadas. Pero incluso entre el resto hay numerosos software que requieren u ofrecen algún tipo de suscripción a los usuarios. Para Apple, estos servicios no solo le significa ingresos superiores a 46 mil 600 millones de dólares (mdd) anuales. También son un gran dolor de cabeza con compras accidentales y fraudes.

Para reducir la frecuencia de estos incidentes, Apple recientemente agregó un sistema de doble verificación a su App Store. El cambio fue detectado por David Bernard, fundador de Contrast, en Twitter. Ahora, los usuarios de la tienda móvil deben confirmar en dos ocasiones que quieren comprar o descargar un programa de suscripción. Primero, a través de su Face/Touch ID y después en un pop-up para aceptar manualmente la transacción.

Este sistema se utilizará en las apps que tengan algún sistema de suscripción, no importa si comienza desde el momento de descarga o si es una opción posterior. El mensaje del pop-up, además de confirmar la transacción, muestra información sobre el servicio. En específico, aclara que el cobro se realizará en automático a la cuenta de Apple. Reafirma que la única forma de cancelarlo es en Opciones, hasta un día antes de terminar el periodo de facturación.

Con este sistema, Apple se está diferenciando de su principal competidor en el mercado, Google, por implementar una medida mucho más intuitiva y rápida. De acuerdo con Play, los usuarios de Android pueden utilizar su sistema de autenticación para confirmar las compras. Este sistema requiere que se introduzca la contraseña de la cuenta cuando se hará una transacción. Puede configurarse para solicitarse siempre, nunca o cada 30 minutos.

Una solución temporal de Apple al fraude y la suscripción accidental

A través de esta iniciativa, la compañía de Tim Cook enfrenta dos problemas. Primero, la incidencia de las compras accidentales. Ya desde 2015, algunos estudios estimaban que el 10 por ciento de los jóvenes habían gastado dinero por error dentro de una app. Específicamente para los servicios y productos en Apple, este tipo de incidentes ocasionaron que desde 2014 la compañía empezara a ofrecer reembolsos. Pero el otro tipo de incidente es mucho más urgente.

De acuerdo con The Verge, esta estrategia también busca reducir las cifras de fraude. A finales de diciembre pasado, se detectaron varias apps fitness que pedían a los usuarios introducir su Face/Touch ID. El pretexto era recolectar información para mejorar el funcionamiento de su programa, pero en realidad se buscaba estafar a las personas hasta 100 dólares por caso. La doble verificación de Apple podría prevenir los incidentes con el mensaje del pop-up.

Pero Apple podría estar subestimando la inercia de los usuarios. Un estudio en 2010 apuntaba que menos de una milésima parte de las personas leían los términos y condiciones de un sitio antes de aceptarlos. Para 2017, las cifras eran prácticamente iguales. Por supuesto, es muy distinto leer un documento con miles de palabras a revisar un par de líneas en un pop-up. Pero, es probable que, con el tiempo, los usuarios acepten la doble verificación sin pensarlo.

Tal vez un mejor sistema sería que Apple pida a los usuarios realizar una acción más consciente para confirmar las compras. Por ejemplo, introducir la información de su tarjeta cada que se vaya a completar una transacción. O colocar el precio de la suscripción antes de contratar el servicio. Por supuesto, eso a su vez podría hacer menos fluida la experiencia de las personas al navegar su App Store. Pero al final, la responsabilidad es del individuo.