Comunicación con clientes y saber adaptarse al cambio

Foto: Bigstock
  • Hay que saber entender al cambio, adaptarse a él y sus procesos, además de saber aprovechar herramientas.

  • El cambio también se funda en la buena relación con los clientes.

  • Se debe fomentar un vínculo entre el profesional del marketing y el cliente del mismo

Tu trabajo de marketing abre espacio a los cambios y  se adapta a la evolución? ES una pregunta que vale la pena que te hagas en el ejercicio de tu actividad profesional.

En general, las marcas de todo el mundo suelen tener reticencia al cambio, pero eso no significa que tú debas ser omiso ante la evolución ni abrirte a la posibilidad de renovación.

La posibilidad de cambio es una situación en la que el profesional del marketing debe desarrollar una buena relación con el cliente y todo se funda en la confianza.

El cambio se apoya y se hace posible a partir de una buena relación de trabajo, además, se potencia y ofrece mejores resultados en la entrega y en su funcionamiento cuando la comunicación es fluida.

El cambio y la buena relación con el cliente vienen de la propia honestidad.  Muchos profesionales del marketing dicen tener una amplia oferta e incluso algunos llegan a asegurar que garantizan una  calidad y cobertura 360…

Pero lo cierto es que no todas logran brindar lo que prometen y la comunicación que existe entre el prestador del servicio y el consumidor o cliente es parte de esta confianza que necesita desarrollarse.

Se trata de saber entender al cambio, adaptarse a él y llevar un proceso robusto, marcado, que sepa aprovechar herramientas digitales que han sido creadas específicamente para estos procesos.

Por su parte, el acuerdo entre prestador del servicio y el consumidor tiene el mismo valor que la que el profesional del marketing tiene con la marca.

Este proceso es lo  que le da a las marcas la capacidad de cuidar, darle consistencia y coherencia a los contenidos generados para promover a las marcas.

Por ejemplo, un buen proyecto de branding debe representar desde el principio un vínculo entre el profesional del marketing y el cliente del mismo modo que hay que vincularse  con la estrategia de negocio, la elaboración de una estrategia, la creación de elementos discursivos, visuales y sonoros y otros aspectos de gran importancia.