Comprar bases de datos de emails: ¿mala idea?

Por Alvaro Rattinger
email: [email protected]
Twitter: @varu28

Dicen los dichos populares que después de mandar el primer email de prueba lo siguiente que se envió fue un mensaje de SPAM. Desde que se inventó el correo electrónico existen los mensaje masivos de promoción, igualmente se percibe, al igual que en social media, que la mercadotecnia por email es gratis, nada podría ser más lejano de la realidad. Hacer mercadotecnia por esta vía es uno de los medios más eficaces de estrategias digitales, pero requiere una inversión muy alta para crear bases de datos.

Este último punto crea mucha confusión ya que se piensa que esto se traduce en comprar emails de empresas que los venden por millones. El primer problema de esto es la ilegalidad de comprar bases de datos sin que exista consentimiento para promover a dicho listado; el segundo, que me parece todavía más grave, es la molestia que se genera en los usuarios.

Para que la mercadotecnia vía emails sea efectiva se debe comenzar por solicitar (amablemente) las direcciones electrónicas de tus clientes actuales para entregar algún nivel de beneficio, lo más usual es dar uno de los siguientes:

  1. Descuentos o promociones exclusivas.
  2. Acceso a eventos especiales.
  3. Información adicional o sensible al tiempo.
  4. Información de la relación con el cliente (alerta, estados de cuenta, por mencionar algunos).

Recompensar por información
Es indispensable recordar que en la medida que se entreguen mayores beneficios a los usuarios, habrá incentivos para obtener más de su información personal, perfil de Twitter, nombre completo, intereses, etc. Este es el primer secreto de la mercadotecnia por email, tener perfiles completos, pues tristemente se supone que con la obtención de una dirección de correo electrónico ya se cumplió el objetivo. Esta es una de las razones más fuertes contra la compra de emails, en la mayoría de los casos están incompletos y se recibirán como lo que son en la bandeja de entrada de los destinatarios: SPAM. La mejor forma de captar direcciones de email es integrarlo a tu estrategia global de mercadotecnia digital, esto significa, entre otras cosas, incluir la captura de emails que piden información de tus productos o servicios en tu sitio dentro de una base de datos de prospectos.

Comprar bases de datos para hacer emails es tan mala idea como comprar números celulares para llamar y vender tu producto; sin embargo, eso no quiere decir que estás atado de manos. Es posible acercarte a medios o a sitios de Internet y “rentar” envíos a sus bases de datos, o hacer publicidad dentro de los envíos regulares del medio, esto funciona mucho mejor que la compra artera de registros. En medios serios podrás alcanzar entre 2.4 opr ciento y 5 por ciento de CTR (Click-Through Rate), número que en muchas ocasiones rebasa una campaña de banners. Un riesgo importante de esta estrategia sería mandar demasiados emails en poco tiempo, por lo que es indispensable ser paciente y distribuir los esfuerzos en varios medios, lo cual resulta mucho más efectivo. Incluir información de cómo se obtuvo la base de datos siempre ayuda a los receptores a recordar el origen del mensaje, y hace menos probable que los clientes te consideren SPAM. Otro elemento indispensable es incluir una liga de para retirar al destinatario de la lista de envíos, así como un teléfono para los despistados.

Es muy importante no ceder ante la tentación de comprar registros, como lo comenté la semana pasada en la mayoría de los casos terminas por ser “boletinado” de los sistemas de email marketing que se consideran serios, y que la IP de tu página se catalogue como SPAM, afectando tu estrategia web.

Por lo pronto los veo en Twitter en @varu28, seguro nos vamos a divertir.