Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Comparte si te importa

Desde videos de lindos gatitos, al salto supersónico de Felix Baumgartner por Red Bull, la verdad es que la gente disfruta de compartir contenido; estar online sólo hace que sea más fácil. Ser divertido o innovador son atributos deseables, pero los contenidos audaces o indignantes, también pueden ser bastante estimulantes en la hora de compartir -sólo pregúntenle a Edward Snowden.

Algoritmos, audiovisuales y palabras clave pueden ayudar pero una fuerte carga emocional es el factor más importante. Por lo tanto, si tiene que comunicar algo triste, haciendo su público enojado será más eficaz que simplemente preocupado. Lo mismo se aplica a los sentimientos positivos. Un mensaje alegre debe marcar hasta despertar la euforia, de esos que hacen que la gente de pie de sus asientos y bailar, como el Twerk que de tan eufórico se hizo viral.

Marcas inteligentes cogerán los beneficios por hacer que los consumidores reales o potenciales compartan su contenido. Sin embargo, con el fin de sacar el máximo provecho del potencial de “compartibilidad” es vital entender la mecánica del proceso.

Lo primero que hay que reconocer es que los compartimientos ocurren dentro de un contexto social. “Partícipes” deben ser entendidos en su individualidad, así como parte de las comunidades en que interactúan. En este contexto, es posible decir que hay siete motivaciones principales (cinco sociales y dos individuales) que tientan a la gente a compartir. Ellos son:

1. Compartir para conectarse: con personas de ideas afines.
Tumblr es un buen ejemplo de marca en el que las personas comparten sus inspiradoras que reflejan sus intereses. Marcas aprovechan estos espacios cuando el contenido se refiere a los tipos de productos o servicios que ofrecen y hacen los compartimientos rentables.

2. Compartir para utilizar: contenido que es relevante para otros.
Las vloggers del maquillaje son posiblemente las personas más exitosas cuanto al uso del poder de la compartibilidad. Hasta hace poco los artistas del maquillaje se limitaban a los salones de belleza o como consultores en los grandes almacenes. Hoy en día, las marcas de cosméticos y publicidad pueden generar desde 10 mil dólares asta 5 millones por la promoción de productos, de la marca y otros tipos de acciones de marketing.

3.Compartir para apoyar: a una causa que nos importa.
La campaña experimental Kony 2012 contra el dictador de Uganda Joseph Kony y sus atrocidades tuvo más de 99 millones de clicks en Youtube resultando en modificaciones en leyes federales de los EE.UU.

4.Compartir para vivir: alguna experiencia en particular.
Lunch Beat se inició en 2010 en Suecia, como una pequeña idea de convertir la hora del almuerzo en fiestas de baile como una manera de fomentar la alegría, la participación y el sentimiento de comunidad. Desde entonces, la experiencia ya se ha extendido a 55 ciudades de todo el mundo, desde Nueva York y París para Portugal y Kuwait y contó los segundos para que llegue hasta mi oficina.

5.Compartir para ser y estar: parte de un tendencia o evento de gran impacto.
¿Todavía recuerda de Psy y su obra maestra Gangnam Style? Nada mas que una Macarena 2.0 con un sabor asiático, más que durante su apogeo hizo un enorme impacto en el mundo habiendo hecho hasta al secretario general de la ONU bailarla! El videoclip ha sido visto más de 2 millones de veces en YouTube, y es el vídeo más visto del sitio.

6.Compartir para brillar: su propio ego o imagen personal.
Desde facebookeros anunciando un compromiso o LinkedIners publicando una promoción en su trabajo, personas disfrutan compartir de cosas que validan sus autoestimas, incluso cuando no se aplica directamente a ellos mismos. Eso porque es un tipo de contenido que la gente aspira vivir y compartir les hace sentir mas real o cercanos de un éxito.

7.Compartir para expresar: un sentimiento o opinión.
Varias marcas se han desarrollado en torno de esta idea de compartir para expresar, empezando por el dúo Facebook-Instagram y otras como Vine y Pinterest. Eso porque eses son los canales que mejor demonstran el significado de la individualidad en el siglo 21. Dale, como si nunca hubiera tomado una selfie!

A pesar de las innumerables diferencias, los seres humanos tienen sus denominadores comunes y el contenido emocional es altamente transferible de individuo a individuo asta largas audiencias. Compartir es importarse y a las marcas deben se hacer como el fuego, en el que el más se comparte más poderosas se vuelven.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados

mundo extraño

¿Por qué no funcionó ‘Un Mundo Extraño’?

En ‘Un Mundo Extraño’ hay mucha diversidad e inclusión: “Searcher” es blanco, “Meridian” de color y “Ethan” mestizo. “Callisto”, la líder de Avalonia, pueblo al que pertenecen, de rasgos asiáticos.