El primer día de trabajo suele ser una jornada de nervios para la persona que acude, por primera vez, a su puesto de trabajo. Son muchas las cosas que tienes que tener en cuenta a la hora de vestir en tu primer día de trabajo, ya que de tu vestimenta dependerán las primeras opiniones que tus jefes y compañeros se formarán sobre ti. Así que si es tu primer día de trabajo, debes tener en cuenta cuál es la vestimenta o look más correcto según el tipo del trabajo que vayas a realizar.

A continuación te vamos a ofrecer una serie de consejos sobre cómo vestir para tu primer día de trabajo según sea el tipo de compañía para el que vayas a trabajar. ¡Toma nota de nuestros consejos!

1.- Si trabajas en un gigante financiero o bufete de abogados

Si va a ser tu primer día de trabajo en un puesto serio dentro del área de Finanzas o Derecho, debes usar, sin duda alguna, un traje de corte impecable, una camisa bien planchada y corbata anudada a la perfección.

Un traje oscuro es el ideal, combinado con una camisa de algodón blanca y una corbata en un tono ligeramente más claro que el del traje. Y es que mientras más simple sea tu atuendo, más elegante parecerás.

2.- Si trabajas al aire libre

Aunque en esta categoría, la vestimenta es mucho más libre, lo cierto es que siempre debes ir preparado. Usa prendas realmente diseñadas para trabajar. Unos buenos vaqueros y unas botas tipo Timberland, puede ser la clave para realizar un trabajo al aire libre, además de una buena chaqueta impermeable.

3.- Si trabajas en una start-up

A la hora de vestir en tu primer día de trabajo en una start-up, lo primero que debes tener en cuenta de si es tuya o de alguien más. Vístete con unos pantalones chinos, unas Converse de bota y una camisa de cuadros Oxford y seguro que triunfas con este look.

4.- Si trabajas en un medio de comunicación de moda o estilo de vida

En este caso debes apostar por lo sencillo. Por ejemplo, usa una camisa a rayas, unos pantalones de una sola pinza y un jersey color marino, que es un color perfecto para triunfar al comenzar a trabajar en una empresa.

El azul es el color perfecto y siempre debes asegurarte de que los diferentes tonos de azul sean complementario y es importante que revises el resultado final con luz natural antes de salir de casa para así triunfar en tu primer día de trabajo.