¿Eres dueño de una start-up o pyme? Evita ser el hombre orquesta

Administrar empíricamente una empresa, es sumamente riesgoso, estas afectando la calidad de los resultados. ¿Qué es un Hombre Orquesta? Es alguien que gestiona, centraliza y ejecuta varias actividades clave y operativas en un negocio o empresa.

Honestamente, dime: ¿es productivo que tus colaboradores dependan de ti para todas las decisiones?, ¿es eficiente que resuelvas todos los incidentes?

Muchos empresarios, tuvieron su etapa de “Hombre orquesta”, siendo un emprendedor con grandes ilusiones, haciendo varias visitas con prospectos y recorriendo toda la ciudad, llegando a oficina y resolviendo asuntos menores, que bien podrían haber delegado.

Una constante área de oportunidad en las Empresas, es que el Director o Dueño del negocio realice varias funciones tanto operativas, ventas, algunas estratégicas.

Es típico, alguien tiene una idea de negocio, la implementa, poco a poco su negocio crece, pero nunca tiene tiempo para planear: “… es que la operación nos gana”

Hay productos o servicios que son prometedores e innovadores, pero también pueden ser un gran problema para los dueños, causando problemas de salud, traspasando el negocio, rematándolo y alguien con experiencia en la gestión de negocios termina adquiriéndolo.

Uno de los grandes problemas por los que las empresas mueren es por la mala gestión, (pedir préstamos insostenibles, cuellos de botella, falta de liquidez, mal clima laboral, etc.), ¿cómo estás enfrentando y previniendo problemas que afecten al crecimiento de tu empresa?

Las Mipymes (Micro, pequeñas y medianas empresas), generaran el 72% de empleo en México y el 52% del PIB (Producto Interno Bruto) del país, de acuerdo a la CONDUSEF (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros)

Evita caer en una zona de confort, porque hiciste una buena venta o porque tu Plan de negocios era ideal.

¿Cómo identificar a un Hombre Orquesta?

Un Hombre orquesta es aquel dueño de una Pyme o Startup que realiza labores en horario de oficina, después de y fines de semana, de manera empírica o improvisada, pues no tiene tiempo, ¿conoces a alguien?

  1. Todólogo
  2. No delega
  3. No planea
  4. No comunica con calidad
  5. No mide, ni monitorea indicadores
  6. Es operativo

Ejemplo:

Una startup que presenta una idea prometedora, innovadora, renta oficina pequeña, en la cual no tiene suficiente espacio para entrevistar a sus candidatos… todo mundo escucha la entrevista, no hay privacidad en temas como presentación de una cotización de servicio o producto, firma de contrato, un área de archivo o bodega, son improvisadas o inexistentes.

Además, las condiciones de trabajo, son inadecuadas, deficiente iluminación, clima descontrolado por falta de ventilación…

Por supuesto, no hay instrucciones de trabajo claras, el Director sufre frustraciones porque sus colaboradores “no entienden sus instrucciones”.

Infraestructura improvisada, deficientes condiciones de trabajo, reprocesos, falta de documentación definida y actualizada, ¿te ha sucedido?

¡Esta forma de “administrar” el negocio, no es rentable, genera gran desgaste físico, emocional, financiero, evita frustraciones de clientes y profesionaliza tu negocio!

Fuente:

Mi experiencia profesional en Consultoría de negocios.

¡Muchas gracias por leerme, comparte este artículo!

Te invito a seguirme en redes, platiquemos: Linkedin: ®Nelli Aca & Twitter: @nelli_aca