¿Cómo usar el storytelling para impulsar tu marca personal?

El Storytelling más allá de contar una historia representa una estrategia de comunicación muy poderosa que te ayudará a generar una conexión fuerte con tu público.

El Storytelling más allá de contar una historia representa una estrategia de comunicación muy poderosa que te ayudará a generar una conexión fuerte con tu público.

Contar historias forma parte de nuestro día a día, tan es así que la revista de divulgación científica Scientific American ha concluido que el 65% de nuestras conversaciones diarias están compuestas por historias personales, ya que al ser mayormente emocionales conectamos más fácilmente con las personas y marcas que sentimos más cercanas.

Por esta razón, no es de extrañarse que cada vez es más común ver que las marcas utilizan las historias como una herramienta para destacar de su competencia. En palabras del Dr. David Allen Aaker, pionero y experto en la estrategia de marca manifiesta que “las historias son más impactantes que los hechos. Llaman la atención, son recordadas y cambian percepciones”.

Usar el storytelling como parte de tu marca personal ayudará a potenciarla y diferenciarte del resto generando un vínculo más cercano con tu público objetivo. De hecho, un estudio realizado por OneSpot, afirmó que entre el 65% y el 70% de las personas retienen en su memoria un mensaje cuando la información es presentada a través de las historias.

Pero ¿qué es el storytelling? Es el arte de contar historias para crear una conexión emocional con sus clientes y lograr un objetivo del negocio u organización.

Al ser una estrategia, este debe cumplir con ciertas características para que sea efectiva:

  1. Genera emociones: una historia que va más enfocada al lado emocional de las personas se quedará mejor grabada en su memoria si se crea una experiencia.
  2. Despierta la curiosidad: desde el inicio que cuentes la historia de tu marca personal cautiva a tu audiencia y busca elementos que llamen su atención.
  3. Es única: tu historia debe ser creíble, personal y memorable, algo que las personas quieran hablar y repetir.
  4. Fácil de contar: busca que tu relato sea sencillo, entre más elementos le compongas, más complicado será que tus clientes conecten con ella y la recuerden.
  5. Crea vínculos: cuando los demás conectan directamente con tu marca, se genera una identificación y con ello, una conexión más profunda y duradera.

Recuerda que cada persona y marca es diferente, ¿cuál es tu historia? Estos consejos te pueden servir para crear la tuya y lograr ese diferenciador que necesitas.