x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Cómo responder cuando te acusan de propagar un virus letal

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Un rumor sobre un lote de yogur supuestamente contaminado con un virus activó las alarmas en una de las más grandes empresas lácteas y puso en escena los pasos básicos para evitar que se dañe el nombre de la compañía.

Buenos Aires, Argentina.- Un rumor sobre un lote de yogur supuestamente contaminado con un virus activó las alarmas en una de las más grandes empresas lácteas y puso en escena los pasos básicos para evitar que se dañe el nombre de la compañía.

Notas relacionadas:
¿Cómo generar un comunicado de prensa realmente efectivo? 5 tips que no puedes ignorar
AMAI y CEDE denuncian interpretaciones dolosas a la ley
5 acciones que te harán fracasar como ejecutivo de relaciones públicas

A comienzos de mayo, las redes sociales fueron el vehículo perfecto para que un rumor activara todas las alarmas en una de las más grandes compañías lácteas de Argentina: La Serenísima.

La versión –que llegó a todos lados, incluso en los jardines de infantes había papeles pegados en las paredes– hablaba de una supuesta (aunque lo daba por cierto) contaminación de un lote de yogur marca Yogurísimo con un virus letal.

Esto, por supuesto, hizo que todo el departamento de PR de la empresa desempolvara el “manual de refutación de rumores falsos” antes de que las versiones dañaran la marca.

El texto del rumor difundido en las redes sociales era éste: ▼

“Importante: Yogurísimo de La Serenísima. Partida o lote 1241081032, no consumir, ya que nos informaron que contiene un virus. Atención!!!”

La aclaración de la empresa se hizo rápidamente, por las redes sociales, y en la misma proporción del tamaño del rumor. Se usó Facebook y Twitter (con tuits promocionados para lograr amplio alcance). ▼

7

denuncia

También se sumó opiniones de especialistas de primera línea en la materia explicando la imposibilidad de este tipo de hechos. En paralelo, en las redes sociales, se respondió a todas y cada una de las consultas de la gente.

“Las redes sociales se convirtieron en fertilizantes para abonar el terreno en el que se siembran y florecen los rumores”, dijo Claudia Cortez, decana de la carrera de Comunicación de UADE, a La Nación, que publicó un artículo sobre el tema. “Esos mismos fertilizantes deben utilizarse para contrarrestarlos, presentando la información veraz, adecuada, comprobable, que evidencie la falsedad del rumor y logre su desaparición”, agregó.


Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados