¿Cómo puede afectar la situación de la gasolina en el retail?

Esta situación necesariamente tiene un impacto en la vida de las personas que viven en el país y cómo, de alguna manera, han tenido que cambiar los hábitos que día a día.

Durante los últimos días se ha vivido una situación muy complicada con el tema de la gasolina en México.

No expondré mi opinión sobre la estrategia que el gobierno está tomando respecto a la problemática del robo del combustible, me parece que eso es un tema que recae mucho más en expertos de seguridad y cómo atacar un tema de delincuencia de ese nivel.

Sin embargo, esta situación necesariamente tiene un impacto en la vida de las personas que viven en el país y cómo, de alguna manera, han tenido que cambiar los hábitos que día a día estaban acostumbrados a realizar en todos los sentidos.

Tomando en consideración lo anterior, una de las actividades que el consumidor realiza consistentemente durante el mes tiene que ver con la adquisición de productos a través de las tiendas de las cadenas comerciales.

Para los que tienen automóvil, quizá esta actividad la disminuyan en número de veces que asisten a las tiendas, para los que no cuentan con auto, quizás no encuentren un medio de transporte con tanta facilidad como hace algunas semanas.

De cualquier modo, los expertos y ejecutivos de las diferentes cámaras relacionadas con el comercio y la economía del país, han mencionado que habrá una disminución en la actividad económica si la situación de la gasolina continúa.

Debemos recordar que el mes de enero es un mes complicado para todos los comercios, pues el consumidor suele disminuir el gasto asociado a diferentes actividades.

De acuerdo a números de la ANTAD (Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales), durante 2018 el crecimiento en ventas a tiendas iguales fue de tan solo 3.9 por ciento, el segundo número más bajo, detrás de octubre, cuyo crecimiento fue de 3.7 por ciento.

Si a esto, sumamos la situación de la complicación para el desplazamiento de un lugar a otro en los estados donde se está viviendo la falta de combustible, este año podría ser mucho menor este porcentaje.

Siempre me ha gustado encontrar lo positivo, incluso en las situaciones más adversas. Creo que el escenario que se está viviendo es una increíble oportunidad para que la industria de retail impulse nuevas estrategias para hacer llegar los productos a los consumidores, sin que éstos se tengan que desplazar a las tiendas.

Plataformas de e-commerce cobrarán una relevancia importante en estos días y si las cadenas comerciales crean una excelente experiencia de compra alrededor de ellas, podrían estar creciendo mucho más que lo que se tenía pensado al terminar 2018.

Sin lugar a dudas, esto contribuirá a que el canal crezca a un mayor ritmo que el proyectado por la Asociación Mexicana de Ventas Online el año pasado, que era de un 35 por ciento para los próximos cinco años en nuestro país.

Además de una oportunidad para este tipo de plataformas, estoy seguro que la implementación de estrategias de comunicación por parte de los retailers que impulsen a los consumidores a obtener productos y servicios a través de otros medios también hará que no tengan un impacto negativo ante la situación que se está viviendo.

A lo largo de mi trayectoria en la industria de la mercadotecnia me ha tocado ver fenómenos impensables ante situaciones adversas y las empresas que han salido adelante precisamente han sido aquellas que tienen una tendencia hacia la innovación en la manera en la que se acercan a sus consumidores.

Una de las tendencias más importantes para este 2019 en el sector retail es sin duda el e-commerce y estoy seguro que estas semanas han incrementado la necesidad de las cadenas comerciales por implementar una estrategia en ese sentido. Pero como siempre he dicho, hay que hacerlo de manera estratégica y con un profundo conocimiento del shopper y consumidor, para con ello obtener resultados adecuados y de largo plazo.