Cómo hacer un presupuesto de marketing

Se termina el año, o mejor dicho empieza el 2020, con objetivos nuevos que vale la pena planear. Aunque la economía no está en su mejor momento, es ahora cuando pueden capitalizarse oportunidades, buscar mercados nuevos o encontrar formas diferentes de ofrecer valor. El reto será crecer a pesar de las circunstancias. Veo a México entrando de lleno las nuevas tendencias laborales de trabajo home office bajo esquemas on demand o sin contratos. Sin duda, se darán situaciones inauditas. 

Pero, ¿cómo estar preparados? Las marcas deben continuar buscando a sus consumidores, encontrando la forma de encantarles, entonces como cada año, el primer paso es evaluar los resultados del año anterior para tener la dirección clara y poder definir objetivos nuevos. 

Visualizar el objetivo final

Además de las metas de ventas, también deben desarrollarse proyectos, esas apuestas a futuro que son importantes para innovar en el mercado. Recomiendo tener solamente uno o dos proyectos para ejecutar en el año. Por otro lado, las metas de ventas deben acompañarse de un dígito ideal en utilidades, de nada sirve vender mucho si el porcentaje de ganancias es bajo. Dicho lo anterior, recomiendo hacer un ejercicio de visión, imaginando el objetivo final, yendo en regresión a ver todo lo que debe suceder para llegar a ese fin. 

Generar planeación mensual, semanal y diaria

Con el objetivo claro, es momento de realizar un calendario con todas las actividades y subjetivos por mes, semana y día. Esta labor es exhaustiva, recomiendo utilizar un project manager como Asana, Monday, Basecamp o Trello, también funciona hacerlo en un excel o spreadsheets. Además de la plataforma, lo más importante es hilar los hitos según el porcentaje de avance que requiere cada meta y cumplir con cada fase.

Asignar presupuesto por acción 

En el mismo formato que ya hemos desarrollado pueden asignarse presupuestos por acción, de igual forma contar un con excel de respaldo que vaya contabilizando presupuesto invertido vs resultados. Los planes pueden ser detallados, pero no absolutos. Recomiendo ser fríos al juzgar los resultados, sin olvidar que el marketing es una mezcla de acciones llevadas al terreno de las 4ps.

Evaluar el resultado

Las evaluaciones deben ser por tareas o acciones ejecutadas, además de plasmar los resultados de esas tareas o acciones, aunque esto último es lo más importante, hay que tener paciencia para entender que toda acción requiere de un proceso, pero también ser fríos a la hora de abandonar una causa perdida. 

Espero que todos evitemos el pesimismo y encontremos la manera de ser más productivos en este año que empieza. ¡Hasta el próximo martes!

loading...