Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Cómo emprender y no fallar en el intento

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Lograr arrancar un emprendimiento amerita mucha dedicación, precisión, inteligencia emocional, conciencia y constancia para poder lograr los objetivos.
comunicación redes sociales

Las estadísticas demuestran que mientras en Europa el 80 por ciento de las Mipymes subsisten los dos primeros años de existencia, en nuestra región apenas el 40por cneito de ellas logra sobrevivir luego de ese tiempo.

Lo que debe llamar la atención de las autoridades estatales y de los organismos oficiales y de financiamiento que atienden este sector, es que éstas ocupan el 90% de todas las empresas existentes y, además, representan el 28 por ciento del PIB de la región.

Son muchas las razones por las cuales este fracaso es tan recurrente e históricamente sostenible en el tiempo, pero para iniciar en el decantamiento de las razones, comenzaremos por hablar de las etapas por las cuales debe pasar todo emprendimiento. Según Barça Innovation Hub, en el proceso emprendedor pueden identificarse las siguientes fases:

  1. Ideación: El emprendedor y su equipo comienzan a trabajar sobre la idea, analizando diferentes perspectivas y versiones, explorando, investigando y trabajando sobre la visión (a veces, sin saber qué es eso que están haciendo). En ocasiones las ideas surgen del contexto del emprendedor y por eso inicialmente ya conocen del tema, aunque esto les pueda jugar en contra por asumir demasiado quizás sin validar.Otra manera de concebir un proyecto o emprendimiento es el conocido copycat o acción de copiar ideas de negocios que ya existen y están funcionando en algún otro mercado del mundo. En este caso, lo que el equipo deberá validar es si esa idea y esa forma de hacer negocios puede adaptarse al mercado donde se pretende iniciar el emprendimiento.
  2. Desarrollo del “mínimo producto viable” y validación: Una vez que la idea ya tomó forma, se validó la problemática y se identificó la mejor versión de la solución, comienza el proceso de construcción del prototipo o mínimo producto viable, para luego validar diferentes cuestiones del modelo de negocios y la solución con potenciales clientes.
  3. Escalamiento y crecimiento: El mínimo producto viable va pasando por diferentes etapas hasta convertirse en el producto o servicio para escalar. En ese proceso de aprendizaje de la etapa anterior, se recabó suficiente información como para determinar los segmentos de clientes, el modelo de monetización, los canales de comunicación, distribución y el precio.En esta etapa el emprendedor debe enfocarse en crecer en cantidad y calidad de clientes, avanzando en el desarrollo del producto o servicio, a medida que desarrolla canales comerciales. Es aquí, donde deben aparecer los trámites básicos de constitución legal de la empresa, búsqueda de financiación y contratación de empleados.
  4. Innovación constante: En el mundo emprendedor es difícil considerar una empresa como empresa consolidada, ya que, debido a la agresiva competitividad en la que desarrollan los negocios, la innovación constante es una necesidad más que una opción. Es por eso que compañías enormes como Google, Facebook o Amazon, continúan innovando de diferentes maneras para mantenerse como líderes en el mercado. Inicialmente, son los socios fundadores del emprendimiento o el emprendedor mismo (en el caso de que sea socio fundador único), quienes realizan todas las actividades en simultáneo.

El seguimiento de estos pasos o etapas generalmente conducen a la toma acertada de decisiones, aunque ello no garantice el éxito, pero amplían la probabilidad que nos lleven a él. Sin embargo, durante este periodo se pueden presentar obstáculos, según Eric Ries en su libro “El método learn startup” (2013) los problemas relacionados con el fracaso de las startups pueden ser:

  • Mala Ideación: La creación de un buen plan, una estrategia sólida y una concienzuda investigación de mercado, pues se tiende a aplicar estos elementos a la startup y es erróneo, debido a que las mismas operan con mucha incertidumbre y sin datos históricos que sirvan para predecir el futuro.
  • Mala Gestión: El caos surge como respuesta a una falta de gestión. Claramente las Mipymes necesitan una administración óptima para cuidar recursos muy valiosos. La mayoría opina que el proceso de gestión es aburrido y tedioso, mientras que las startups son dinámicas y excitantes. Pero lo que es realmente emocionante es ver cómo los emprendimientos tienen éxito y cambian el mundo.

Asimismo, Barça Innovation Hub considera que existen otros motivos para el fracaso de un emprendimiento que encontramos generalmente en las asesorías que damos a clientes, a saber:

  • No crean algo que la gente ame.
  • No tienen clientes o al menos los suficientes para que usen y paguen por sus productos o servicios.
  • Se quedan sin capital para continuar escalando el modelo de negocios. Esto está ligado al crecimiento y fidelización de clientes, ya que no pueden generar suficientes ingresos de la venta de sus productos o servicios porque no crearon algo que la gente realmente necesite, ni solucionan una necesidad de forma que el cliente pague por ella.

No hay dudas de que el grupo de trabajo es fundamental, ya que el 80 por ciento del éxito del emprendimiento depende de quienes lo llevan adelante, por lo que lo ideal es que el equipo que conformamos cuente con de estas características:

  • Que los socios fundadores cuenten con una disponibilidad a tiempo completo, más en las etapas iniciales del proyecto.
  • Tener experiencia en el sector en el que se desarrolla el emprendimiento y en caso contrario, contar con un socio experto. Acá es importante agregar que el socio que no maneja ciertas áreas de la empresa debe tener la flexibilidad de ego suficiente como para cederlo a aquel socio que sí maneja a cabalidad esas áreas, para poder llevar a buen puerto la empresa.
  • Tener bien definido el presupuesto, plan estratégico y plan de negocios de la empresa.

Lograr arrancar un emprendimiento amerita mucha dedicación, precisión, inteligencia emocional, conciencia y constancia para poder lograr los objetivos que se han planteado, y por lo general un asesor externo es la clave fundamental para que se pueda mirar todo desde afuera (“mirar los toros desde la barrera”), ya que en ocasiones la operatividad diaria y el apasionamiento de los emprendedores les nubla la visión para tomar medidas acertadas, las cuales en algunos casos pueden ir contra ese amor que puede sentirse por el proyecto.

Asimismo, los gobiernos deben generar programas de atención, asesoramiento, financiamiento y seguimiento a los emprendedores a fin de que logremos hacer crecer ese porcentaje de éxito de los emprendimientos en nuestra región. En algunos casos, el emprendedor que no cuenta con todas las habilidades las adquiere en el camino, por su cuenta, y con la ayuda de mentores o guías.

En otros casos, el emprendedor se dedica a lo que le gusta, desarrollo de producto, venta a clientes, alianzas estratégicas, entre otras, y deja que un mánager con experiencia lidere las operaciones diarias de la compañía. Para hacer esto, el emprendedor primero debe ver y reconocer sus debilidades y fortalezas para después tener el ego lo suficientemente flexible como para hacerse a un costado. A veces, son los inversores de la startup los que obligan a estos cambios.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados