Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Mucho cuidado, a las palabras no se las lleva el viento. ¿Cómo editar y mejorar tus textos?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Escribir textos atractivos de leer y textos que vendan es un arte. No es sencillo, sin embargo, sí es muy factible y, además, se puede aprender a hacer.

Tengo para ti varias sugerencias que pueden ayudarte a pulir tus textos y que queden tal y como lo deseas:

Antes que nada redacta un titular, encabezado, cabeza, título, como le llames, lo suficientemente poderoso para atraer la vista, el interés del lector. Esto puede tomarte una, dos o más horas, escribe decenas de encabezados hasta encontrar el correcto.

Del encabezado depende más del ochenta por ciento del éxito del texto. 

Dale tu texto a alguien y pregúntale qué le comunica, muchas veces, como conocemos el tema, omitimos partes esenciales y el texto termina comunicando algo distinto a lo que deseabas. Si dice lo que querías decir, está bien escrito y ahora será tema de afinarlo.

Una vez terminado tu texto, grábalo y escúchalo o pídele a alguien que lo lea en voz alta y pon atención en su cadencia, ¿no aburre?, ¿fluye con naturalidad?, escucha si cada idea es clara, si no hay oraciones muy largas. ¿Todas las palabras suenan bien?

¿Es claro en su conjunto?

La claridad es crucial. Durante una conversación tu interlocutor puede interrumpirte y preguntar: no entendí esta última idea, ¿me la repites? Al escribir, si no fuiste claro, perdiste a tu lector o cliente.

Ve si puedes reducir el número de palabras. Si al borrar una palabra o una línea completa el significado no cambia, simplemente no la necesitabas. 

Procura escribir párrafos de tres líneas y usa palabras cortas. 

Escribe por ideas: redacta la primera idea y punto y seguido, luego la siguiente idea y punto y seguido. No mezcles dos ideas, confundirás al lector.

Asegúrate de que sea un texto lo más conversacional posible. Coloquial y que pudiera darse con claridad y fluidez en una plática.

Y finalmente, deja a tu texto dormir, dale un tiempo de reposo. Si puedes, deja que pase la noche y por la mañana retómalo, si te gusta, te suena bien, adelante.

A las palabras no se las lleva el viento y los más importante, a tus clientes potenciales, lectores, jefes o a quienes les escribas, no se les olvidarán ni para bien, ni para mal. 

Gracias por leer. Hasta el próximo miércoles. 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados