¿Cómo afecta la imagen de las marcas el decir adiós a sus personajes?

Tras varios años, algunas empresas han adoptado una estrategia de marketing en la que generan personajes con los cuales el consumidor se siente identificado. Sin embargo, ha llegado el momento de cambiar la técnica diferenciadora de su branding.

Un recurso que las empresas tienen para acercarse a su público es utilizar a personajes o mascotas, que te cuentan una historia y te hacen partícipe de sus aventuras.

¿Cuántos de nosotros no hemos crecido con el Osito Bimbo, Pancho Pantera o el Tigre Toño? Me atrevo a decir que todos tenemos un recuerdo con alguno de ellos, pues han sido parte de nuestra. Sin embargo, con el nuevo cambio en el etiquetado, van a desaparecer de nuestras vidas.

El pasado 27 de marzo se dio a conocer, por medio del Diario Oficial de la Federación, un nuevo lineamiento en el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas donde se establece que los productos que tengan uno o más sellos de advertencia en altos azúcares, grasas saturadas o con presencia de edulcorantes, ya no podrán utilizar personajes en su etiquetado.

Y no solamente los que hemos mencionado serán retirados sino que, además se prohíbe el uso de personajes infantiles, animaciones, celebridades, mascotas, deportistas y dibujos animados que tengan las especificaciones antes mencionadas.

La idea con este nuevo reglamento es promover un consumo responsable de productos que no son tan saludables, llamando en menor medida la atención hacia estos para disminuir la obesidad y sobrepeso que hay en México, ya que, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, en la población adulta es del 75%, mientras que en los niños y adolescentes es de al menos 30 por ciento.

Pero ¿cómo afecta la imagen de las marcas el tener qué decirle adiós a estos personajes que nos han acompañado a lo largo de generaciones?

Sin duda cada marca busca tener un diferenciador, un branding que lo distinga de su competencia y tener un recurso visual, como lo es una mascota o personaje es una gran estrategia, así lo afirma un estudio de la Universidad de la República de Uruguay, donde “6 de cada 10 niños ven un producto más divertido si contienen un personaje en su empaque”.

Ahora el reto será jugar con la creatividad y el diseño de su imagen para lograr este efecto, ya que, como menciona César Enríquez Morán, director de la Asociación Americana de Marketing (AMA), “en estos productos de consumo la influencia del empaque es hasta un 30% la decisión de compra, si se caen las ventas ese mismo porcentaje se incrementará de precio al consumidor porque las empresas no están dispuestas a tirar dinero”.

Sin duda esta noticia nos ha dado un poco de nostalgia el saber que ya no veremos más a nuestros personajes favoritos, sin embargo, las empresas han explotado su creatividad en el rediseño de sus empaques para no perder la esencia de sus personajes y seguir atrayendo a los consumidores.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299