La pandemia por coronavirus ha cambiado de manera radical muchos de nuestros hábitos cotidianos y nos ha obligado a adoptar nuevas medidas de seguridad a las que no estábamos acostumbrados.

Un ejemplo de estas medidas es el uso de cubrebocas y/o mascarillas para evitar la propagación del virus; sin embargo, a pesar de que en México no es una medida obligatoria como en China o Gran Bretaña, gran parte de la población hemos decidido utilizarlo como medida de seguridad y prevención. Pero ¿de qué manera el uso de cubrebocas afecta la forma en la que nos comunicamos o interactuamos con los demás?

Tomemos en cuenta que los mensajes están conformados en un 7% de lo que queremos expresar con palabras, el 38% son el ritmo, tono y volumen de la voz, y el 55% el lenguaje no verbal, es decir, gestos y movimientos.

Por lo cual, de acuerdo con Cristian Salomoni, vicepresidente de Asociación de Expertos en Comunicación no verbal, el uso de mascarillas médicas disminuye la comunicación no verbal, y eso sin contar el uso de gafas, lo cual reduce aún más la pérdida de expresión e información entre las personas.

Una de la mayor pérdida que implica usar cubrebocas es la sonrisa, la cual abre los canales de comunicación, acerca a las personas y genera empatía, confianza y credibilidad. Por lo cual los ojos y las cejas ahora tienen un papel más relevante para detectar las emociones y sentimientos de la persona que tenemos en frente.

Otro factor a considerar es cómo se transforma la voz, puesto que se modifica su proyección, el tono y el volumen llegando a afectar la comprensión total del mensaje.

Al respecto, Lissette Navarro psicóloga de la Facultad Pere Tarrés en Barcelona afirma que la gestualidad con las manos y el resto del cuerpo tendrán un nuevo papel, lo que nos obligará a ser más cuidadosos y ser más conscientes de lo que comunicamos.

Entonces, ¿qué podemos hacer para que nuestra comunicación siga siendo efectiva en tiempos de coronavirus? A continuación te comparto 5 consejos para reforzar tu comunicación:

  • Enfatiza las palabras con movimientos corporales que apoyen lo que dices.

  • Incrementa el volumen de la voz mientras usas cubrebocas.

  • Aumenta la gesticulación para evitar perder la intención del mensaje.

  • Presta atención a los demás elementos que conforman la comunicación visible de la otra persona como la cara, sus ojos, cejas, incluso si frunce o no el ceño.

  • Pide retroalimentación continua para saber si se entendió lo que expresaste.

No sabemos cuánto tiempo tengamos que utilizar el cubrebocas, por lo cual es importante adaptarnos a este cambio y generar las mejores estrategias para respetar las medidas sanitarias y comunicarnos efectivamente.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299