Comenzó el G20, pero sólo importa una cosa: Trump-Xi

Líderes de todo el mundo están participando de las reuniones del G20 en Buenos Aires. Sin embargo, el foco está puesto en el cara a cara que por fuera de la Cumbre habrá el sábado entre Donald Trump y Xi Jinping.

Xi Jinping - Bigstock

Con la llegada este viernes por la mañana de Theresa May (UK) y Vladimir Putin (Rusia), ya están en Buenos Aires la totalidad de los grandes líderes mundiales que participarán entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre de la Cumbre del G20 en Argentina.

En rigor, falta que arribe Angela Merkel (Alemania), quien tenía pensado aterrizar en la capital del país sudamericano el jueves, pero una falla en el avión oficial que la transportaba, obligó a un aterrizaje de emergencia en Holanda. Llegaría este viernes para sumarse a los encuentros.

Sin embargo, más allá de la Cumbre de los países que concentran cerca del 80% del comercio mundial y gran parte del PBI y las riquezas naturales del mundo, hay un cara a cara entre dos líderes que concentra la atención por estas horas en Buenos Aires: Donald Trump y Xi Jinping se reunirán el sábado, en paralelo al G20.

El presidente estadounidense y el chino arribaron el jueves a la Argentina y tienen previsto un encuentro que es visto como clave para el futuro de una cada vez más acelerada disputa comercial entre los dos países con mayor intercambio comercial del mundo.

Estados Unidos y China han impuesto aranceles a cientos de miles de millones de dólares de las importaciones de la otra parte. Es por eso que todos los ojos estarán posados en la reunión planeada para encontrar una manera de calmar las aguas y avanzar hacia la resolución de diferencias que amenazan la economía mundial.

Esa es la más positiva de las previsiones. Las negativas: que Trump “patee el tablero” y todo se precipite.

¿Habrá paz comercial entre ambos? Nadie lo sabe. Antes de dirigirse a Buenos Aires, Trump dijo que estaba abierto a un acuerdo comercial con China, pero agregó: “No sé si quiero hacerlo”.

China, por su parte, dijo que espera “resultados positivos” para resolver la disputa comercial, según el Ministerio de Comercio.

La desaceleración de la economía mundial empeorará si Trump sigue adelante con los planes para aumentar aún más los aranceles en alrededor de US$ 200.000 millones de importaciones chinas al 25 por ciento.

Problemas de diplomacia

La llegada de los presidentes al aeropuerto en Buenos Aires dejó algunos detalles diplomáticos poco felices para Argentina.

Por ejemplo, mira este video del arribo del chino Xi Jinping. Nadie sabía quién era, ni los músicos de la banda militar, ni los periodistas que estaban comentando el tema.

O esto que sucedió con Emmanuel Macron, el presidente de Francia que no fue recibido por nadie del Gobierno cuando descendió el avión.