CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Casi todo en la vida es un startup

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Cuántas veces nos hemos encontrado a nosotros mismos en nuestro trabajo, buscando cómo replantear una tecnología para un uso nuevo, o vendiendo un producto existente a otro tipo de consumidor, o ubicación, o mercado… o bien adaptando un método de trabajo en una organización, contratando un servicio de consultoría para crear una estrategia nueva que conlleve a un nuevo tipo de crecimiento; divisando nuevos modelos de negocio, realizando descubrimientos y estudios sobre nuestro mercado.

Startup: Poner algo en movimiento. Institución humana diseñada para crear nuevos productos y servicios rodeado de condiciones de extrema incertidumbre.

Cuántas veces nos hemos encontrado a nosotros mismos en nuestro trabajo, buscando cómo replantear una tecnología para un uso nuevo, o vendiendo un producto existente a otro tipo de consumidor, o ubicación, o mercado… o bien adaptando un método de trabajo en una organización, contratando un servicio de consultoría para crear una estrategia nueva que conlleve a un nuevo tipo de crecimiento; divisando nuevos modelos de negocio, realizando descubrimientos y estudios sobre nuestro mercado. Todo esto cae en la categoría de “Start up”, sea un negocio nuevo desde cero, o creado dentro de un negocio inmenso con una nueva asignación, presupuesto y administración descentralizada. En todos estos casos la innovación se encuentra en el corazón del éxito de este emprendimiento, ya que si sólamente clonamos modelos de negocios, dependeremos sólo de la ejecución y capacidad financiera y no de la innovación.

Un “Start up” usualmente no se encuentra en una atmósfera estable y controlada, tampoco sabe con exactitud quiénes son sus clientes, o cuál será el producto final, o al menos esas son las condiciones ideales para su surgimiento. Empleando una hipótesis de valor que deberemos corroborar o deshechar, ciñiéndonos más a una visión general que a un resultado en específico. Es por eso que el método tradicional que involucra largas sesiones de planeación, estrategia y corridas financieras es poco probable que funcione, por más que a los inversionistas les dé algo de tranquilidad.

Planear y pronosticar sólo funciona cuando existe una historia operativa estable y una atmósfera estática. Un “StartUp” no es ninguno de los dos anteriores, un “StartUp” se mide con aprendizaje validado sólamente, no importa el mal nombre que tenga el “aprendizaje” como una vieja excusa dentro del managment, ni que se vea como consecuencia de un fracaso gracias a una mala ejecución, ni que no sea posible vender dicho aprendizaje o llevarlo a la caja registradora.

Tenemos que preguntarnos ¿cuál de nuestros esfuerzos está creando valor? y ¿cuál está desperdiciando recursos?

“Lean thinking” define “valor” como proveer beneficio a un consumidor, cualquier otra cosa cae en la categoría de desperdicio, eso hace que sea vital probar los más rápido posible y al menor costo nuestras suposiciones empleando un prototipo o “Minimum Value Product”, antes de seguir con nuestra idea o visión, en lugar de invertir desmesuradamente tiempo y dinero para darnos cuenta al final de varios trimestres, que lo que pensamos que la gente quería, en verdad no lo necesita ni lo quiere. Así que podemos eliminar desde ya, cualquier esfuerzo que no sea absolutamente necesario para aprender de nuestros futuros clientes.

La cuarta opción:  Aquella que está mas allá de las opciones obvias, la que los demás no ven, la que no piensan considerar, y a la que no van a responder de una manera efectiva.

Éste enfoque puede ayudarnos mucho en la manera de afrontar nuestras relaciones, proyectos y vida en general ¿Qué tal si minimizamos nuestras expectativas y usamos este método para buscar pareja, amistades, interacciones, socios, alianzas estratégicas, buscando en donde nadie más buscaría y donde nadie más tiene conocimiento o experiencia para desmarcarnos de la competencia? ¿Qué tal si realizamos pruebas rápidas de bajo costo antes de firmar una alianza, sociedad, o de decidir que vamos a poner toda nuestra dedicación en una relación de la índole que ésta sea?

Nadie se convierte en un campeón sin un poco de dolor, a veces es necesario sentirlo para poder seguirnos moviendo hacia adelante, por eso es tan importante asimilar el aprendizaje validado en nuestros emprendimientos, y pivotear en una dirección ligeramente diferente a donde pensamos que un proyecto nos llevaría cuando sea necesario, eso sin perder de vista nuestra gran visión sobre el Start Up en cuestión.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados