Cambridge Analytica habría intervenido en las elecciones de Argentina

A través de una cámara oculta, los CEO de Cambridge Analytica dijeron que además de Estados Unidos y Gran Bretaña, intervinieron en elecciones en otros países, como Argentina. Todo con información robada en Facebook.

Captura de video.

Luego de las elecciones de 2015 que llevaron a Mauricio Macri al poder en Argentina, se sucedieron denuncias relacionadas con la utilización, por parte de la alianza ganadora, de estrategias de marketing digital basadas en trolls para influir en la opinión pública. Esto nunca avanzó en la Justicia.

Pero el escándalo de Facebook y Cambridge Analytica vuelve a poner en discusión aquellas sospechas sobre las tácticas digitales utilizadas.

¿Cómo? “Un informe con cámara oculta de Channel 4 de Gran Bretaña menciona a la Argentina entre los países en los que actuó la empresa acusada de utilizar datos de la red social en campañas electorales”, publicó este lunes Clarín.

Para obtener la información, “un periodista se hizo pasar como político de Sri Lanka y registró al presidente ejecutivo de Cambridge Analytica, Alexander Nix, y a otros dos directivos subalternos de él, Mark Turnbull y Alex Tayler, mientras hablaban sobre supuestas estrategias para manipular a los electores”, publicó La Nación. Allí se puede ver a los tres jactándose de sus capacidades para interferir en los procesos electorales.

El vínculo con Argentina se menciona al comienzo del informe de Channel 4, junto con imágenes de manifestantes en Buenos Aires.

En el informe, siempre en cámara oculta, los ejecutivos dicen que junto con la empresa matriz Strategic Communications Laboratories (SCL) trabajaron en más de 200 elecciones en todo el mundo, incluidas las de Nigeria, Kenia, República Checa, India y Argentina.

Desde Cambiemos, la alianza entre el PRO, la UCR y otros partidos de centro derecha que están en el gobierno en Argentina, desmintieron lo que dicen los CEO en las cámaras ocultas. “Esa consultora nunca trabajó con Cambiemos”, fue la respuesta que recibió Clarín ante la consulta sobre la participación de la polémica compañía. Lo mismo respondieron partidos opositores.

Lo que sí rescatan los medios es que en el país funciona una filial de SCL, con dirección, pero sin teléfono.