• Calvin Klein es propiedad de PVH Corporation, una de las empresas líderes en el manejo de licencias a nivel mundial.

  • La estrategia de marca de Calvin Klein siempre ha apostado por la irreverencia con imágenes y personalidades mediante las cuales exalta valores polémicos.

  • Invertir en influencer marketing se ha convertido en un presupuesto obligado para las marcas, sin embargo, la estrategia incorrecta arruina los presupuestos.

La estrategia de comunicación de las marcas a través de canales digitales ha popularizado la inversión en influencer marketing y demostrado con ello la importancia que esta área tiene para el consumidor.

Interactuar a través de personalidades mediante las cuales marcas asocian sus valores para ser relevantes en el mercado, ha hecho indispensable el trabajo de los mercadólogos para comenzar a contar nuevas métricas, a través de áreas como la comunicación mediante redes sociales.

Con esto en mente, Social Media Examiner descubrió que aumentar la exposición de marca, incrementar el tráfico a un sitio web y generar leads fueron los principales objetivos que se perseguían en marketing dentro de redes sociales.

Calvin Klein y su falsa estrategia de inclusión

La última muestra de que una marca invierte en influencer marketing pero comete errores que tiran por la borda el presupuesto, vino de manos de Calvin Klein, que puso a besar a la modelo heterosexual Bella Hadid con Lil Miquela, una influencer que solo es un desarrollo de realidad virtual.

El falso beso formó parte de la estrategia de Klein para reforzar la campaña de #MyTruth #MyCalvins, a la que ha incorporado a diversas personalidades como Justin Bieber.

La acción evidentemente generó críticas que comprobaron la ignorancia de la marca por entender lo sensible que es la audiencia en redes sociales y la importancia de una estrategia fuerte a través de estas plataformas.

Calvin Klein respondió y lamentó que su estrategia creativa se haya entendido como una pésima representación de su apoyo por la comunidad LGBTBQ+.

Este tipo de errores también los ha cometido marcas como McDonald’s, luego de que mostró a la modelo Gigi Hadid quien fingía comer una de las papas de la cadena de retail, detonando con ello las críticas, pues los consumidores criticaron la falsedad del post recriminando a la marca que estas personalidades no consumían comida frita o procesada.