Branding profesional: Los detalles detrás del vestuario femenino

Aunque existan parámetros de imagen para las faldas, los escotes y tacones de las mujeres, en el mundo corporativo poco se cumple.

Hoy en día, las mujeres juegan un papel fundamental en el mundo laboral, es decir, están destacando y por ello han llegado a ocupar puestos de suma importancia.

A pesar de que se cuestione la capacidad de dirección y el nivel de balance entre el trabajo y la familia, las mujeres han generado un papel indispensable en el crecimiento de las empresas a nivel mundial.

Según un comunicado de prensa publicado en 2015 por el portal Deloitte, plantea que, “las mujeres ahora tienen el 12% de las posiciones con sólo un 4% presidiendo los directorios”.

Dicho reporte menciona que, alrededor de 49 países han aumentado los números de mujeres que ocupan altos puestos, siendo Europa quien lleva un mayor crecimiento, mientras que América y Asia llevan un crecimiento lento.

Ahora bien, ¿Qué tan importante es la imagen de la mujer en el mundo corporativo? Sin duda conforman una fuerza creciente y se han distinguido por habilidades como el liderazgo, el alto desempeño y su proyección, pero, la imagen física es primordial para generar credibilidad.

Por ello, se debe elegir el vestuario sin descuidar la prudencia y discreción. A continuación te comparto algunos puntos que debes atender para representar de la mejor manera a tu empresa.

Escote
Aunque en los códigos de vestimenta no especifican la altura exacta para el escote en las mujeres, debemos ser conscientes de ello y así evitar miradas incómodas y que puedan distraer a los demás. Lo ideal es un escote que no sea revelador, si muestra tu ropa interior o demasiada piel, entonces no son adecuados para lucir profesional.

Falda
En este punto, se toman en cuenta dos aspectos: el ajuste y la altura. En cuanto al ajuste, una falda demasiado entallada además de ser incómoda luce poco profesional y atrae miradas que queremos evitar.

La altura debe relacionarse a tu escala, esto es si eres alta o baja, y a la edad. Las mujeres de estatura baja y más jóvenes pueden usarla más arriba de la rodilla, pero sin excederse, ya que entre más corta menos profesional te verás.

Las mujeres altas, sin embargo, pueden usar faldas abajo de la rodilla e incluso a media espinilla.

Tomado en cuenta la edad, una minifalda, lejos de hacerte ver jovial, mandará un mensaje inadecuado. Una falda con un largo óptimo, como mencioné anteriormente, logrará un estilo moderno.

Tacones
El tacón ejecutivo es de 5 a 7 cm. la principal razón es poderte mover sin parecer que vas por la cuerda floja. Tener una postura adecuada siempre hace que luzcamos más profesionales. Deja los tacones más altos para la fiesta.

Una observación, los zapatos de piso tampoco se ven ejecutivos, a menos que tengas una condición especial, que estés embarazada o presentes algún problema de columna.

Maquillaje
El maquillaje tiene que ser óptimo, ni más ni menos. El excederte, hace que parezca que vas de fiesta y el no utilizarlo, hace que te veas poco preocupada por tu persona. Recuerda que el maquillaje es un gran aliado y ayuda muchísimo a realzar tu belleza.

Accesorios
La regla es que el accesorio debe de complementar tu atuendo y no ser el protagonista. Si tus aretes o collar son de un gran tamaño y se ven antes de ti, entonces no son los adecuados. Evita usar joyería, bolsos, bufandas que por su color, tamaño y textura sean tan exagerados que tu persona pasa a segundo término.

Con estos consejos, procura que tu apariencia esté alineada con tu persona. Recuerda que eres la imagen de tu empresa y por ende debes ser congruente acorde a la industria o lo que quieres proyectar a tus clientes.