• Un mandato de la CNBV le da a los usuarios de créditos bancarios más tiempo para poder congelar sus créditos.

  • La medida ocurre en un momento en que la pandemia de COVID-19 impactó la economía.

  • La nueva normalidad en que se reactiva la economía mexicana en plena pandemia de COVID-19 no ha dado resultados a las pequeñas empresas.

Un gasto más cauto, limitantes en los puntos de venta físicos y restricciones que parecen no acaban, han asediado a la economía mexicana ante la presencia de la pandemia de COVID-19 que se ha extendido por el país.

Un elemento que no podemos perder de vista de estos estragos es la capacidad de pago de los consumidores y evidentemente esto se ha extendido a su capacidad de pago por servicios financieros, como créditos bancarios.

AméricaEconomía llevó a cabo un estudio en 2019, donde advirtió cuáles eran los bancos líderes en México con base en su cartera de préstamos, colocando a BBVA en el primer lugar, seguido de Banorte, Santander y Banamex. Mientras que HSBC y Scotiabank se colocaron en los últimos lugares.

Estas cifras son apenas un ligero referente que nos ayudan a entender la medida que da a los usuarios bancarios más tiempo, para solicitar postergar el pago de sus créditos.

El accesorio que no incluirá el iPhone 12

Más tiempo para congelar tu crédito

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) anunció en marzo pasado una serie de medidas de congelamiento de créditos, como apoyo a los usuarios de estas entidades, ante la pandemia de COVID-19, que obligó al resguardo de las personas e impactó negativamente en todo tipo de industrias.

Estas medidas se han ampliado hasta el 31 de julio y la medida es una acertada acción con que los bancos le dan la oportunidad a sus usuarios de solicitar reestructura de créditos, lo que les permite congelarlos entre 4 y seis meses.

Como parte de la medida de congelación de préstamos, los usuarios no se encuentran en obligación de llevar a cabo el pago de los créditos bancarios, por lo que no se verán registrados aspectos negativos en sus historiales crediticios ni intereses acumulados.

Así llegará AMLO a Washington

“La extensión del plazo de instrumentación de las reestructuras hasta finales de julio permitirá a las instituciones financieras terminar de analizar, y en su caso aprobar las solicitudes pendientes. Asimismo, podrán acogerse a estas facilidades aquellas operaciones de crédito autorizadas en marzo que posteriormente se vieron impactadas por los efectos negativos de la contingencia”, explicó la CNBV en un comunicado.

La nueva normalidad

Un aspecto que no podemos perder de vista es el que nos advierte de la oportunidad que nos señala el valor que han encontrado los consumidores en esta nueva normalidad, adaptándose a las tendencias que se han generado.

Un libro con las 7 mejores estrategias de marketing digital

Ante este escenario, un aspecto que vale la pena destacar es el que nos advierte de la oportunidad de poder desarrollar servicios y elementos, a partir de los cuales se establezcan pautas de valor.

Como siempre, un elemento que no podemos perder de vista es el que nos explica la oportunidad en consumo cuando una marca se logra adaptar a los cambios que en este se generan.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299