x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Balas de plata que aumentan el deseo de compra e inhiben el miedo a perder

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La palabra bien utilizada puede hacer maravillas por tu marca. El poder de la palabra alcanza su mayor potencia cuando origina confianza, y es que, sin ésta, no hay posibilidad de venta.
260x221-Enrique-Staines-New

La palabra bien utilizada puede hacer maravillas por tu marca. El poder de la palabra alcanza su mayor potencia cuando origina confianza, y es que, sin ésta, no hay posibilidad de venta.

Existe una resistencia natural de las personas a comprar y ésta aumenta cuando no perciben el valor real de lo que les ofreces. Un desembolso es un miedo a perder. El temor a la pérdida hace, por ejemplo, que las personas ahorren, es cuestión de supervivencia.

La bala de plata principal, la que tiene que dar en el blanco sí o sí, es el encabezado, el titular de tu página web, anuncio, blog, post. Una campaña de marketing puede depender del encabezado para su éxito o fracaso. De él depende que captes o no la atención de tu cliente potencial. Las cifras en el titular, los datos duros (siempre verídicos) dan confianza, estadísticas, porcentajes.

Otra bala de plata es decirle qué es lo que va a ganar al adquirir tu producto. Escribe el valor real de tu producto.

Una bala más es la empatía. Que se vea reflejada en lo que le estás diciendo, que entiendes lo que siente. Cuando las personas comparten el miedo o la alegría se sienten identificadas y actúan con mayor confianza.

Esta bala crucial es la razón. ¿Por qué puede cumplir tu producto con lo que ofrece? Que sea una razón de peso, dos tal vez, pero no más. Prueba de laboratorio, por ejemplo, un ingrediente único, un formato cómodo, no sé, lo que realmente soporta tu oferta. Escríbelo de manera clara, directa.

Una bala de palta que consigue el blanco. Procura que para tu cliente potencial todo sea sencillo. Desde cómo escribes tu anuncio y qué imagen le pones, debe verse simple, sencillo, hasta la forma, el medio o canal para adquirirlo. No lo hagas hacer esfuerzos.

Y finalmente tu última bala de plata. Compara tu precio. Por ejemplo, si vendes tres versiones de tus cursos, de tu producto, de tu menú, escribe el que deseas que te compren en el centro, en medio. Las personas pensarán que el más barato no es tan conveniente y el más caro es un desembolso tal vez exagerado. Elegirá el que tú deseas vender. La persona comparará entre tus opciones y se sentirá que ha elegido entre ellas la que más le acomoda o conviene.

Todas las balas se disparan con la palabra correcta, cuídala y ella cuidará tu marca.

Agradeceré tus comentarios en www.facebook.com/colegiodecopywriting           

Hasta el próximo miércoles.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados