¿Por qué apagan Piccadilly Circus? la esquina de publicidad más famosa de Londres

Uno de los formatos en publicidad y mercadotecnia que tienen un alto nivel de efectividad es el de la publicidad exterior, muy en específico los billboard. Un ejemplo de ello es la torre que se encuentra en la intersección de Broadway y Seventh Avenue, en Nueva York, que reporta ingresos de más de 23 millones de dólares anuales por los anuncios que cubren el exterior del edificio, según un estimado de The Wall Street Journal.

Otra ciudad que cuenta con una esquina icónica con publicidad es Londres, con Piccadilly Circus, un edificio que se encuentra en el cruce de Regent Street y Piccadilly y que contaba en su fachada billboards desde hace más de un siglo.

Sin embargo, esta esquina que actualmente forma parte de los atractivos urbano-turísticos de la capital de Inglaterra apagó este lunes las seis pantallas que están exhibidas y que no volverán a difundir una publicidad en varios meses (hasta el próximo otoño).

De acuerdo con medios ingleses, el apagón -el más largo desde 1949, cuando fueron instaladas- se debe a que las pantallas serán sustituidas por un único display LED.

De acuerdo con LandSecurities, propietaria del nuevo espacio publicitario, la pantalla digital será la más grande de Europa y podrá dividirse en varios bloques para poder exhibir más de un anuncio, informaciones, deporte y previsiones meteorológicas.

Según la BBC, Picadilly ha tenido otros momentos en los que ha apagado sus pantallas, pero solo por cortes de energía y ocasiones especiales como fueron los funerales de la princesa Diana de Gales y Winston Churchill. La esquina tiene una audiencia de más de 70 millones de personas al año.

Londres pasa por un proceso de renovación en el que busca dar un toque más moderno a su imagen urbana. Hace unos meses se anunció que la ciudad dejará de tener las icónicas cabinas de teléfono rojas. Esto como parte de un programa de renovación para dar paso a módulos públicos que ofrezcan los usuarios conexión WiFi gratuita, además del servicio telefónico.

Imagen: Twitter/@jordibarcia