Esto miden los anuncios en Times Square

Imagen: Flickr.

La publicidad exterior logró en regiones como América del Norte un 57 por ciento de confianza, esto según un estudio aplicado por Nielsen.

El estudio refiere que la confianza en este formato publicitario ha venido creciendo desde 2011, cuando reportaba un 41 por ciento de confianza.

Ante estas cifras existen otras que hablan de las medidas con que cuentan los billboards en Times Square, una de las zonas más famosas en el mundo y que se localiza en la Ciudad de Nueva York.

Times Square registró en la primavera de 2015 17.49 millones de personas que visitaron el área, esto según una proyección de Nielsen Scarborough.

Esta zona abierta invadida de publicidad exterior es tan popular, que fue la segunda atracción turística más visitada en el mundo, tan solo detrás de Las Vegas Strip y superando a Central Park en Nueva York, esto según Love Home Swap.

De acuerdo a NYC Open Data existen 184 billboards de vinil o pantallas led en todo Times Square, donde el más grande de estos mide mil 690 metros cuadrados y el menor tiene una medida de 3.7 metros cuadrados.

Esta no es la primera vez que la publicidad exterior llama la atención pues un estimado de The Wall Street Journal apuntó que la torre que se encuentra en la intersección de Broadway y Seventh Avenue tenía ingresos de más de 23 millones de dólares anuales por los billboards que cubren el exterior del edificio.

Este tipo de hecho recuerda cómo es la publicidad exterior en el mundo. En mercados como Alemania los posters iluminados obtuvieron ingresos en 2014 por 234 millones de euros, esto de acuerdo a FAW y ZAW.

Mientras que en ciudad como la Ciudad de México, la publicidad exterior llama la atención no solo por las marcas anunciadas, también por la caída de estos anuncios espectaculares ante eventualidades como ventarrones, por ejemplo, y que a decir de Jaime Duarte, miembro de la Asociación Mexicana de Consultores en Imagen Pública, “el anunciante es corresponsable del lugar o la ubicación de sus anuncios, al contratar estos espacios sin la revisión o supervisión de los mismos”.

Las anteriores cifras son un importante recordatorio de que la publicidad exterior es un formato en que las marcas pueden comunicarse, al menos con el 57 por ciento de consumidores, a través de espectaculares estrategias como el uso de pantallas led, que cada vez se imponen como una tendencia más determinante en la experiencia de marca, con ganancias para los operadores de estos anuncios y efectividad en la inversión aplicada por parte de las marcas en estos formatos, comparado con grandes inversiones como el costo de los anuncios en eventos como el famoso Super Bowl.