Adiós a las icónicas cabinas de teléfono rojas de Londres

United Kingdom England London - 2016 June 17: Popular tourist Red phone booth with flags union jack in night lights illumination

Tal vez no todos conozcan Londres en persona, pero es casi seguro que la mayoría hemos visto sus características cabinas de teléfonos públicos de color rojo, ya sea en series, caricaturas, o películas. Bueno, pues estas casetas dejarán de existir, con ello se perderá un sello de la capital británica, ¿qué las sustituye?

En lugar de las cabinas rojas, la ciudad se vestirá con nuevos módulos públicos que ofrezcan los usuarios conexión WiFi gratuita, además del servicio telefónico.

Se trata del proyecto LinkUK, que consiste en módulos o “casetas” que ofrecerán conexión de hasta 1 Gbps de velocidad para dar soporte hasta 50 usuarios conectados al mismo tiempo, así como acceso gratuito a sitios de mapas, algunos servicios de mensajería, e incluirán puertos USB para que todos puedan cargar sus dispositivos. Ah, por cierto, también permitirán hacer llamadas telefónicas de forma gratuita.

El programa comenzará a instalarse desde principios de 2017 y se basa en una iniciativa homóloga (LinkNYC) que funciona en la ciudad de Nueva York, que requirió un presupuesto de 800 millones de dólares y funciona desde 2015.

El cambio no será mínimo para una ciudad como Londres que, como las principales capitales y metrópolis del mundo manejan un concepto de marca ciudad, con ello desarrollan estrategias de mercadotecnia y publicidad que se apoyan en los símbolos de esas ciudades como edificios históricos o más innovadores, monumentos, espectáculos (deportivos y sociales) así como naturales.

Naturalmente la capital británica cuenta con una infinidad de elementos y atractivos que la seguirán conservando como atractiva, pero las cabinas rojas son esos elementos pequeños y alcanzable para cualquier turista. Naturalmente no será lo mismo tomarse una foto en la cabina roja que en un módulo WiFi, aunque a cambio tendrán acceso gratuito a Internet.

Es importante ver lo que busca Londres que, como las grandes ciudades continúa en su camino de modernización y convertirse en ciudades conectadas, por lo que el cambio es algo casi natural en este tipo de metrópolis que buscan mantenerse como vanguardistas y competitivas.

Aunque esto no viene solo, detrás está una compañía como Google, el gigante del internet y la compañía británica de telecomunicaciones BT, que serán las marcas encargadas de proporcionar la conexión. En tanto, la empresa Primesigth se encargará de operar los módulos que contarán displays para proyectar publicidad.

Imagen destacada: Bigstock