CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Ante la incompetencia no queda más que reír

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La sátira política que hace El Champ busca encontrar una verdad, un argumento que explique la realidad a través de chistes

Las perspectivas no son nada prometedoras: en México asesinan a 83.8 personas al día, cifra suficiente para dejar en un año sin habitantes a un país europeo pequeño como Mónaco y ello, de acuerdo con las cifras de la propia Seguridad de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

La 4T tampoco ha tenido éxito en su lucha contra la corrupción, principal bandera del presidente, misma que no se cansa de reiterar el cuasi dueño de Palacio, el país se encuentra en la posición número 135 a nivel mundial en corrupción, de acuerdo con el ranking Estado de Derecho 2021 que mide tres formas de corrupción: sobornos, influencia indebida de intereses públicos o privados, y malversación de fondos públicos u otros recursos.

En economía… no, tampoco, de acuerdo con un estimado preliminar del producto interno bruto (PIB), en el tercer trimestre se registró una contracción de 0.2 por ciento en comparación con el trimestre anterior, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), lo que representa un tropiezo enorme en comparación con lo esperado por analistas, quienes esperaban una expansión de un 6.2 por ciento al cierre del año, según un sondeo del Banco de México. 

Desabasto de medicinas, recortes y más recortes al presupuesto de las dependencias, hospitales por los suelos, deportistas sin espacios seguros y cómodos, artistas que mendigan empleo… El cambio fue una falacia. No se ve cerca la tierra prometida que ofreció el mesías y seguimos naufragando. 

Sinceramente ante este panorama y después de tres años de resistencia, cada uno desde su trinchera, no queda más que reírnos y por supuesto que no de la investidura presidencial ni de lo mucho que ha costado alcanzar la democracia, sino de las formas, de su torpeza.

Una muestra clara para hacerlo y hacerlo bien es El Champ que de una manera certera analiza cuidadosamente cada mañanera e inserta diálogos con el presidente, así de la mano de la tecnología hace del momento una réplica de lo que seguramente todos quisiéramos decirle a López Obrador. 

La sátira política que hace El Champ busca encontrar una verdad, un argumento que explique la realidad a través de chistes ante ello, ni el presidente ni todo su séquito pueden hacer nada, se trata de una intervención justa con la única pretensión de revelar lo que no es tan evidente o no lo es para todos.

Los canales se han ampliado con las redes sociales, la sátira moderna no se limita al ridículo y repetitivo burlesque que emprendió tímidamente la televisión, ahora hay lugar para muchas opciones de acuerdo con el interés de cada usuario de las distintas plataformas. Es ahí donde El Champ crece como personaje y como fuente de información, así, fuente de información.

Él no es el único, pero si el que más analiza la situación para insertar un chiste ácido y duro, tanto que ya el presidente ya solicitó así sutilmente que “cambié su actitud” ante el ya conocidísimo “cállate Hugo”, esperemos que como se dice “hasta ahí quede” y la recomendación no se vuelva una mortaja. 

 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados