• Aeroméxico ha recurrido a sus directivos, para que promocionen vuelos de la marca y en redes denuncian que estos se saturan.

  • La industria aérea ha sido una de las más afectadas por la pandemia de COVID-19.

  • La nueva normalidad es un periodo de reactivación económica en el que el riesgo de contagio de COVID-19 es constante.

El impacto de la pandemia de COVID-19 en la industria aérea fue medido por la IATA en un reporte, donde es evidente el decrecimiento que registró en miles de millones de dólares, durante esta contingencia.

Dentro del estimado se advierte que la industria reportó una contracción en sus ingresos de 314 mil millones de dólares. La región más afectada por el impacto en vuelos fue la región Asia Pacífico, donde la pérdida se estima que llegó a los 113 mil millones de dólares, seguida del mercado europeo, donde la pérdida fue de 89 mil millones de dólares.

En la región de América del Norte, la contracción fue de 64 mil millones de dólares, mientras que en América Latina esta contracción fue de 18 mil millones de dólares.

Expuestos estos números, un elemento que no podemos perder de vista es cómo están reaccionando las marcas aéreas a la nueva normalidad y el caso de Aeroméxico es digno de analizarse, pues expone a sus directivos a tomar vuelos, para posiblemente generar confianza en los pasajeros, solo que esta confianza fue de sobre con las denuncias en redes sociales de vuelos saturados, lo que vulnera la salud de los pasajeros y de los propios directivos que son usados como promocional por la aerolínea.

Conapred cancela foro con Chumel Torres

La poco convencional estrategia de Aeroméxico

Aeroméxico ha activado una campaña donde recurre a sus directivos para posiblemente generar confianza en los pasajeros y satura vuelos, mostrando su medidas que no se esperaban ver en la nueva normalidad que se vive, tras la pandemia de COVID-19 que ha causado toda clase de estragos en el mundo.

Giancarlo Mulinelli, vicepresidente senior de Ventas Globales de la aerolínea tomó un vuelo a Monterrey, que fue documentado para mostrar los protocolos del que han llamado Sistema de Gestión de Salud e Higiene.

El libro con todos los secretos de branding

La inesperada estrategia de mostrar a un directivo tomar un vuelo de Aeroméxico para generar confianza en el pasajero se suma a las denuncias en redes de vuelos de la aerolínea saturados, cuestionando el distanciamiento social al que se obliga en este periodo de nueva normalidad, donde el riesgo de contagio de COVID-19 permanece.

Dentro del video promocional en que Aeroméxico ha expuesto a uno de sus directivos en uno de sus vuelos se ve a Mulinelli, quien asegura que después de casi tres meses de la contingencia que se ha vivido por la pandemia de COVID-19, se dijo listo para viajar en un vuelo a Monterrey, para probar, aseguró, los protocolos de seguridad que ha implementado Aeroméxico y confirmar la seguridad sanitaria de los pasajeros.

El COVID-19 pega a los influencers

Como parte de las medidas, Mulinelli promociona que la aerolínea ofrece gel antibacterial en el área de documentación y los mostradores solo aceptan a un pasajero, para ser atendidos por personal que lleva puestos cubrebocas y caretas.

En los filtros de seguridad destaca los formatos de la Secretaría de Salud, en donde se evalúa si tienen síntomas de COVID-19. En la sala de abordaje se muestra en los smartphones de los pasajeros, avisos de que el avión que tomarán está siendo sanitizado. Una de las características de las medidas de la aerolínea y que fueron mostradas por Mulinelli, es que ahora los vuelos se abordan de atrás hacia adelante.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299