7 muertos, millones de evacuados y 3 elecciones alteradas por el huracán Matthew

Internacional.- Sólo entre Cuba y el estado de Carolina del Sur, se espera que haya 2,1 millones de evacuados. La potencia de Matthew ya dejó 7 muertos en el Caribe y se dirige hacia la costa este de los Estados Unidos.

El huracán Matthew tocó tierra este martes con vientos de más de 220 kilómetros por hora en el extremo oriental de Cuba. En la zona de Guantánamo, por ejemplo, se vieron olas de varios metros de altura y la Marina de Estados Unidos ordenó la evacuación de 700 familiares del personal de la base.

Sólo en Cuba, se está produciendo la evacuación y relocalización de 900 mil personas ante el avance del que se considera el huracán más potente desde 2007, cuando Félix afectó a la región.

En los dominios de los Castro, hasta la noche del martes, no se reportan víctimas fatales. Sin embargo, su paso por Haití y República Dominicana dejó un saldo de al menos siete muertos.

De acuerdo con los servicios meteorológicos, el huracán tocará tierra en Florida el jueves y, desde allí, se dirigirá bordeando la costa este de los Estados Unidos.

En Carolina del Sur, la gobernadora, Nikki Haley, dijo este martes que planea emitir una orden de evacuación para el miércoles como preparación para el paso del huracán Matthew a fin de que 1,1 millón de personas puedan dejar la costa de manera segura y sin contratiempos.

La idea es que se habiliten los carriles en sentido contrario en las principales rutas de evacuación. De concretarse, será la primera evacuación de gran magnitud desde el huracán Floyd de 1999, cuando hubo un atascó de 24 horas.

El marketing político mira a Matthew

La política siempre tiene imponderables. En este caso, el huracán Matthew juega un papel clave en distintas elecciones.

Analicemos Colombia, donde en numerosas localidades del norte del país el huracán fue un factor que sumó (o restó) el domingo porque ayudó al ausentismo en el plebiscito por la paz. En algunos distritos, los más afectados por las lluvias, votó apenas el 25 por ciento de los inscriptos. En todo el país, el promedio fue del 37 por ciento.

También en Haití habrá problemas. El domingo 9 de octubre se vota para presidente. Pese a la tormenta, el consejo electoral decidió no suspenderlas, pero todo estará supeditado a la evolución de los daños. Un gran número de víctimas pondrá en jaque a la actual administración que gobierna de forma temporaria.

En tanto, en las elecciones de los Estados Unidos, una tormenta de gran magnitud (recordemos a Katrina, por ejemplo), puede ser la diferencia entre el triunfo o la derrota. El que más tiene para perder es el partido gobernante, ya que debe ser quien acerque una potencial ayuda. Por esto, los expertos en marketing político de Hillary Clinton deben estar rogando que Matthew pase lo más pacífico posible por el Atlántico Norte.


SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299