El marketing digital podría alcanzar una inversión mundial para 2020 de 306 mil millones de dólares, de acuerdo con TechNavio.

SmartInsights.com se aventuró a revelar cuál sería la ideal, por medio de proyecciones en el sitio web especializado Statista. En él, colocó al content marketing como líder de las estrategias, con 20.3 por ciento de efectividad.

Entonces, las marcas se han volcado en contenido en sus puntos digitales de contacto con el consumidor, por ende, las redes sociales se han visto colmadas de este, pero no todo lo que aparece es efectivo.

Así, existen al menos seis tipos de contenido que se pueden incluir en una estrategia en redes sociales y que resultarían positivos para las marcas.

Dudas resueltas. Los usuarios se toman la molestia de interactuar con la marca y hacerle saber sus dudas e inconformidades, lejos de que el community manager los ignore, es una oportunidad de crear fidelidad con ellos por dicho medio.

Videos. Se trata de un formato popular sobre todo entre los jóvenes, pero para que resulten efectivos debe ser cortos. De acuerdo con una encuesta realizada por Animoto, dos de cada tres usuarios señalan que prefieren ver videos que sean de 60 segundos o menos de duración. Aunque, hay especialistas que sugieren que los videos de hasta 90 segundos aún pueden funcionar.

Tips o consejos. A través de información sobre cómo se puede utilizar de mejor forma un producto o servicio, los consumidores pueden convencerse de adquirir una marca sobre otra.

Promociones. Las ofertas o promociones resultan efectivas en todo tipo de plataforma, sea digital o no, pero especialmente cuando lo es, pues tal y como revelan los datos de BigCommerce y Square, dentro de los 3 factores que influyen en las tasas de conversión, las ofertas de descuento ocupan el 71 por ciento.

Noticias. De acuerdo con el Estudio de Hábitos en redes sociales, elaborado por el Departamento de Investigación de Merca2.0, las noticias constituyen el contenido que los usuarios de las plataformas prefieren ver.

Temas políticos con lenguaje moral y emocional. Se trata del contenido más propensos a viralizarse en las redes sociales, según mostró un reciente estudio del William Brady, candidato doctoral en el Departamento de Psicología de la Universidad de Nueva York.

Sin embargo, no es contenido que todas las compañías puedan adoptar, vale la pena analizar qué tan funcional es para cada marca, dependiendo de la estrategia.