Ser freelance es una de las formas de trabajo actuales que más éxito tiene y es que trabajar desde la comodidad (a veces) del hogar y a tu ritmo son dos de los grandes alicientes para muchos de los que se adentran a trabajar como freelance.

Aunque, eso sí, no todo es perfecto y si te vas a dedicar a trabajar de forma freelance son varios los grandes retos a los que te tendrás que enfrentar casi a diario y por los que muchos abandonan esta forma de trabajar. Para que esto no te ocurra a ti, queremos prevenirte y ofrecerte una lista con los grandes retos a los que tendrás que hacer frente siendo freelance.

1.- Encontrar a los clientes

Si eres freelance, quizá el mayor reto sea encontrar clientes y es que los tendrás que buscar tú mismo. Como consecuencia de esto tendrás que pasar por momentos en los que vas a tener un montón de clientes y otras épocas en las que no tengas apenas clientes.

Debes estar preparado, por lo tanto, para estas épocas de picos de trabajo, tanto con mucho como con poco y esto no es una tarea bastante sencilla

2.- Establecer el precio

Esta es una de las grandes dudas de todo profesional freelance y es el saber si tu tarifa diaria es la correcta o, en cambio, deberías aumentarla. Es decir, siempre dudarás de si has cobrado bien un trabajo y es una reflexión con la que convivirás casi a diario.

3.- Planificación

La productividad personal es uno de los principales problemas de todo profesional freelance. Así que si trabajas desde casa tienes que centrarte en tu trabajo y dejar a un lado otras tareas, como por ejemplo llamadas con familiares o realizar tareas de la casa.

4.- Equilibrio entre vida personal y trabajo

Otro de los grandes retos de todo profesional freelance es encontrar el equilibrio entre vida personal y trabajo. Hay veces en las que, trabajando desde casa, puede que no tengas una habitación propia para trabajar y esto es algo que hará que sea muy difícil que separes la vida profesional el ámbito familiar.

Asimismo, te darás cuenta que trabajando de esta forma tienes que hacerlo todo tú y encontrar horas donde no las hay para así poder entregar todos los proyectos a tiempo y esto puede influir en tu familia y relaciones personales.

5.- Luchas por los pagos

Y el último gran reto al que se enfrente todo profesional freelance es al tema de los pagos y es que muchos clientes suelen pagar a 60 o 90 días y la verdad es que tú necesitas el dinero.

Es por eso por lo que tienes que saber que el pago de tu trabajo siempre va a ser a posteriori hasta que tu marca y presencia en el mercado sea relevante. Así que mientras tanto, debes aprender a tener un monto de dinero ahorrado para así poder afrontar tus pagos.